Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 25-Mar.- Presentar documentos falsos es un delito menor, por lo que no puede ser causal de desafuero, afirmó Rubén Tamayo, abogado de la diputada Lucero Sánchez López, vinculada al narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.
La legisladora presuntamente visitó al narcotraficante durante su detención y presentó documentos falsos como identificación, por lo que la PGR pidió se iniciara un juicio de desafuero en su contra.
“El artículo séptimo de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos establece ciertos delitos por los cuales se puede hacer un juicio político; y el que se refiere a este punto, es decir, el uso de documento falso, no se encuentra dentro de esos delitos”, explicó.
Por ello, aseveró a pregunta expresa, para el concepto de su defensa el desafuero no procede.
Tamayo acudió a la Cámara de Diputados a entregar por escrito los argumentos de la diputada panista del Congreso de Sinaloa: más de 60 cuartillas que recibió el diputado priista Ricardo Ramírez Nieto, presidente de la Sección Instructora.
Aunque se negó a responder si Sánchez López visitó o no al líder del Cártel de Sinaloa, el abogado explicó la base de su defensa.
“Vamos a demostrar que ella no tiene por qué ser responsable en el juicio de procedencia, igualmente tendrá que declararse no ha lugar”, explicó a la salida.
“Ella no tiene responsabilidad respecto al delito que se le trata de juzgar, sabemos que es por el delito de uso por uso de documento falso, y nosotros vamos a defender ese aspecto”, dijo.
Tamayo no quiso acusar que hubiera un tinte político en la acusación contra su cliente, aunque algo insinuó con la celeridad que se le ha dado al caso.
“Sabemos por voces de varias personas que hay muchas solicitudes de juicio de desafuero antes del la diputada, hay más de 300 a pues este está siguiendo un paso muy acelerado no sabemos por qué razón”, indicó.
En contrasentido, Ricardo Ramírez Nieto, presidente de la Sección Instructora de la Cámara de Diputados instalada el 11 de marzo, afirmó que para el juicio de desafuero no importa que el delito sea grave o no.
“De ninguna manera. Sea delito grave o no, de todos modos hay un delito, si es que se comprueba, desde luego, y si es que la Sección Instructora llegar a ese punto de llegar que hay una responsabilidad y desde luego que procede con total independencia de que no sea un delito grave”, afirmó.
El diputado explicó que la Sección Instructora se reunirá el lunes para comenzar a analizar las pruebas entregadas ayer; confió en que antes del 30 de abril, cuando termina el periodo actual de sesiones, el caso sea votado en el Pleno, ya que hasta ahora se han cumplido adecuadamente los plazos.