Alcanzan cifra récord los juicios de divorcio

A mitad del año, ya se dieron los de todo el año pasado

Así lo dijo:

“Como juzgadores nos toca formalizar la separación, pero es porque las relaciones ya vienen lastimadas”

Juan Manuel Ponce Sánchez Presidente del STJE

A mitad del mes de junio, el número de juicios de divorcio alcanzó los registrados durante todo el año pasado, cifra récord en juicios de este tipo, informó Juan Manuel Ponce Sánchez, magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado.

Hasta el 15 de junio, se registraron en total 2,444 juicios de divorcio mientras que los efectuados durante todo el 2015, fueron 2,699, “prácticamente ya alcanzamos en seis meses los registrados durante todo el año pasado” dijo el magistrado presidente.

Dijo que cuando las personas van a solicitar el divorcio, llegan con un grave deterioro en las relaciones interpersonales, “nosotros, como juzgadores, nos toca formalizar la separación, pero es porque las relaciones ya vienen muy lastimadas”, consideró.

Indicó que como sociedad, es importante que tengamos una visión de qué hacer y qué medidas tomar para prevenir el tema de la separación de las parejas.

“El divorcio es sólo una consecuencia, pero la causa tenemos que atenderla, creo que sería importante que se viera como un problema de carácter social, de carácter público, en el cual nos enfocáramos las instituciones que buscan el bienestar de las familias”.

Consideró que frente a este fenómeno, la sociedad, las autoridades dedicadas a la atención de las familias, los organismos de la sociedad civil, incluso las iglesias, “tenemos mucho por hacer para disminuir el número de separaciones que particularmente este año se dispararon”.

Dijo que la modificación al Código de Procedimientos Civiles, ha hecho más sencilla y rápida la disolución matrimonial, sin embargo, consideró que las personas se divorcian, no porque les resulte más rápido, sino porque ahora las parejas ven el divorcio como la primera opción de solución a sus problemas y no la última, como debería ser.

A partir de este año, la totalidad de los juicios de separación se llevan a cabo bajo la modalidad de divorcio incausado, a diferencia del año pasado que la reforma al Código de Procedimientos Civiles fue modificado prácticamente a mitad del año y, a la par, se estuvieron desahogando juicios necesarios, voluntarios e incausados.

Sin embargo, la estadística que tiene el Poder Judicial del Estado da cuenta de que todos los divorcios son mediante la recientemente creada figura de divorcio incausado, que es un juicio que se resuelve muy rápido, en cosa de semanas o días quedan separados, a diferencia de la modalidad anterior en la que se podían llevar años.

“De acuerdo a los casos observados de los divorcios incausados, desde su implementación a mediados de 2015, se tuvo que las disoluciones matrimoniales se efectuaron en un promedio de entre 30 y 40 días”.

Explicó además que hay incluso juicios que duran de 6 a 10 días, y son casos no complicados desde el punto de vista jurídico, y es cuando presentan al juez la documentación y los requisitos completos para darle trámite a la separación legal.

Dijo que las ventajas de que los juicios sean rápidos es que, en caso de que haya hijos, una separación menos tardada disminuye las posibilidades de generar un mayor daño, dado que en las parejas en las que la separación se torna complicada, incluso violenta, los menores sufren mucho, y al final, terminan separándose, y sólo se expone al maltrato por más tiempo a los menores.

Finalmente, reiteró que este fenómeno debe preocupar a la sociedad en su conjunto, y todos, desde los diversos ámbitos sociales, “podemos hacer algo para detener el aumento de las separaciones de los matrimonios”.