A treinta y cinco días de concluir su gestión, el alcalde de Calvillo, Javier Luévano Núñez, se separa de su cargo para adherirse al equipo de trabajo del gobernador electo, Martín Orozco Sandoval, sin especificar el puesto que desempeñará durante el próximo sexenio; será el primer regidor Mario Morales Contreras quien tome las riendas desde ahora del municipio de la guayaba.
“Quiero anunciar la separación del cargo que ostento, el cual está muy cercano a finalizar (…) quiero dejar en claro que mi compromiso con mi estado y con Calvillo, trasciende a cualquier título que vaya escrito antes de mi nombre”, sostuvo Luévano Núñez.
Informó que desde hace unos días solicitó licencia para dejar el cargo que hasta ayer asumía como alcalde del municipio de Calvillo, misma que fue aceptada por el cabildo; “en días pasados he solicitado licencia al cabildo para separarme del cargo por los 36 días que restan de la administración, dicha solicitud fue aprobada y se hará efectiva a partir del 26 de noviembre”, refirió el funcionario.
Como lo marca la ley, será el primer regidor Mario Morales Contreras quien cubrirá al alcalde con licencia, quien según Javier Luévano, ha sido una pieza clave en la administración como regidor en la comisión de gobernación y seguridad pública, ha cumplido con el cargo; “doy por hecho que sabrá tomar las mejores decisiones para Calvillo en estos pocos días que restan de administración”.
Explicó que se va con el orgullo de haber visto crecer a Calvillo, pero también con la firme convicción de seguir trabajando por este municipio desde cualquier trinchera en la que se encuentre.
Finalmente, declaró que dejará a Martín Orozco anunciar el puesto en el que Javier Luévano será incluido en la próxima administración; “he platicado con el gobernador electo y me he integrado a la dinámica del proceso de Entrega-recepción entre el gobierno entrante y el saliente”, concluyó.