Fidel Orantes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 12-Mar.- Antes de que existieran One Direction y CD9, Magneto y Mercurio fueron las boy bands que provocaban euforia entre las adolescentes mexicanas.
Y decirlo en tiempo pasado suena erróneo, porque ambas agrupaciones demostraron que aún son capaces de hacer enloquecer a sus seguidoras, como sucedió el viernes en el concierto que dieron en el Auditorio Nacional.
Los gritos casi desesperados de la gente parecían los de cualquier directioner o coder, pero, en realidad, provenían de las miles de mujeres, la mayoría con más de 25 años, que acudieron al show.
A las 20:43 horas, Alex, Poncho, Toño, Rodrigo, Mauri, Héctor, Alan, Dany y los dos Elías salieron al escenario para interpretar “Suena Tremendo”, que puso de pie a muchas de las 10 mil personas que, según los organizadores, se dieron cita.
Instantes después, Mercurio se quedó como estelar para cantar “Mira, Mira”, y, al terminar, Magneto regresó al ritmo de “Azúcar y Maldad”.
La edad no fue factor para el comportamiento: en el recinto de Reforma se desató el frenesí y las fans se arremolinaban cerca del escenario para tratar de estar a escasos metros de sus ídolos y tener la fortuna de tocarlos.
“Estamos muy emocionados de volver a tenerlas tan cerquita, y al rato las vamos a tener todavía más. Igual y por ahí nos quitamos una que otra prenda, depende de cuánto griten”, dijo Elías Chiprut.
“Parece que mucho ha cambiado, mucho tiempo pasó, pero realmente lo que no ha cambiado es su cariño y el que nosotros les tenemos a ustedes. ¡Gracias por estar aquí, México!”, agregó Toño.
Ya fuera por separado o en conjunto, ambas formaciones hicieron un recorrido por sus éxitos de los 80 y 90, como “Sugar”, “La Puerta del Colegio”, “Vuelo”, “Tienes Magia”, “Cómo Decirle que la Quiero” y “Amada”.
Si bien cuando les tocó cantar de manera individual casi ninguno destacó por su talento vocal, cuando interpretaban los 10 juntos sonaron entonados y armónicos.
Eso sí, como en sus mejores épocas, como si fueran unos jóvenes y no hombres entre los 30 y 50 años, M&M (nombre de la fusión) ejecutó una larga serie de coreografías que los hizo sudar. Y aunque cada agrupación tenía sus propias fans, no se trató de ver cuál de las dos ganaba. Sobre el entarimado mostraron compañerismo absoluto y se llenaron de alabanzas entre ellos.
“Como dice mi Héctor (de Mercurio), es un privilegio, un honor, es realmente una gran ilusión estar con todos ustedes aquí. ¡Vamos a todo dar!”, dijo Alex, de Magneto. Eso sí, Poncho, de Mercurio, fue al que más le gritaban las fans.
Del repertorio, “Para Siempre”, “Mal Herido” y “Cambiando el Destino”, las tres de Magneto, fueron las más coreadas de la noche.

Desatan emociones
– Héctor y Alan interpretaron solos y de manera acústica algunas baladas.
– Los grupos lucieron tres cambios de vestuario.
– Estuvieron acompañados por cinco músicos durante el show.
– Uno de los momentos más emotivos fue cuando las hijas de Poncho subieron al escenario a abrazarlo.
– Debido al éxito, habrá una tercera fecha en el recinto de Reforma, el 4 de mayo.