Paloma Villanueva
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 26-Oct .- En 2015, el IMSS tenía viabilidad financiera hasta el final del sexenio y hoy la vialidad de operación del Instituto está garantizada hasta 2019, informó Mikel Arriola, director del IMSS, durante la 107 Asamblea General Ordinaria del instituto.
Arriola explicó que en 2012 el IMSS estaba quebrado y usó 22 mil 776 millones de pesos de sus reservas; para 2015 el uso de reservas fue de 8 mil 653 millones y en 2016, se hará uso de 4 mil 238 millones de pesos.
“A usted, señor Presidente, le informaron en 2012 que la viabilidad financiera del IMSS estaba garantizada hasta 2014 porque se habían terminado las reservas.
“En 2015 el doctor González Anaya anunció que había viabilidad financiera en el IMSS hasta el 2018; hoy los 430 mil trabajadores (del IMSS) le podemos anunciar que usted ya trascendió a su administración, que vamos a llegar a 2019”, dijo Arriola ante el Presidente Enrique Peña y representantes de ambas Cámaras.
El funcionario agregó que los ingresos del IMSS pasaron de 191 mil 827 millones de pesos en 2012, a 261 mil 952 millones de pesos en 2016, como resultado de los esfuerzos de eficiencia administrativa, control de gasto y la generación de empleos.
Enrique Solana, presidente de la Confederación de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo, reconoció en nombre del sector patronal la reducción en el uso de reservas pero advirtió que el Instituto enfrenta nuevos retos.
“Aún no se ha resuelto la situación financiera para el mediano y largo plazo, por ello es importante no perder de vista que el IMSS enfrenta una compleja situación financiera provocada principalmente por las obligaciones laborales que tiene en su calidad de patrón”, destacó.
Consideró que los principales retos que tiene el IMSS son encontrar esquemas de operación que le den sustentabilidad financiera, mejorar la recaudación, garantizar un uso eficiente de recursos financieros y la contratación eficiente de bienes y servicios.
“En el corto plazo el régimen de jubilaciones y pensiones de los trabajadores del IMSS y la suficiencia financiera del seguro de enfermedades y maternidad deberán ser los objetivos primordiales a resolver, sin incrementar las cuotas a cargo de los tres sectores”, solicitó.