Alanna recibe el agua bendita

Nuestra Señora del Refugio abrió sus puertas para recibir a la familia Martínez Hernández, que con gran alegría celebró el bautizo de la pequeña Alanna.
Rolando Martínez y Rocío Hernández se mostraron orgullosos de llevar a su hija a la pila bautismal donde estuvieron acompañados de Leonel Palomar y Aída Ruiz, quienes fungieron como padrinos de Alanna.
Durante la ceremonia, el ministro de la Iglesia explicó a los fieles, la importancia de acercarse a Dios mediante los sacramentos. Citó además, hermosos pasajes bíblicos, especialmente cuando Jesús es bautizado en el Río Jordán.
Posteriormente, se dirigió a los papás y padrinos de la bebita para invitarlos a ser para ella, ejemplo de fe, amor y esperanza en Cristo.
Después, ungió a Alanna con los aceites bautismales para luego verter en ella el agua bendita, otorgándole así el primero de los sacramentos.
Para festejar dicho acontecimiento, los papás de la niña ofrecieron un banquete en su honor, mismo que se llevó a cabo en el Salón Regina donde prevaleció cálida convivencia entre los invitados.