Alumnos de la generación 2012-2016 de la Licenciatura en Enfermería por la Universidad de Estudios Avanzados (UNEA), acudieron a la Parroquia de Juan Pablo II, para agradecer a Dios con la santa misa el término de sus estudios profesionales.
En compañía de sus familiares y amigos, los universitarios participaron de la celebración, escuchando con atención la homilía que el ministro de la Iglesia Católica, dirigió en su honor.
En él, los conminó a responder al compromiso que han adquirido con conocimientos, los cuales deberán ejercer con responsabilidad y brindar buen trato a quien solicite de su servicio humano.
La noble labor que se ejerce en la enfermería, debe dar al que la practica un sentido loable, el cual, les dijo, es una vocación que sin duda han recibido de Dios y es por ello, que han conseguido graduarse de esta carrera; ahora su compromiso es con la gente con necesidad de atención.
Los jóvenes participaron también de la sagrada eucaristía y al término de ésta, festejaron el importante acontecimiento en el salón “Galerías”, en el que con sus allegados brindaron y convivieron en un ambiente sano y conmovedor, que se prolongó por varias horas.

El detalle
Los nuevos licenciados en Enfermería de la Universidad de Estudios Avanzados protagonizaron una emotiva celebración en el salón Galerías con motivo de su graduación.