En base a previa investigación, agentes ministeriales lograron descubrir un deshuesadero clandestino. Los primeros datos fueron revelados por robacoches detenidos; la policía dio seguimiento y ubicaron el predio en el fraccionamiento Trojes de Alonso. Aseguraron autopartes y otros restos de vehículos. No hubo detenidos en la operación.
El deshuesadero estaba en Privada Los Díaz. Los agentes descubrieron que algunas unidades robadas eran llevadas a ese lugar. Para desmantelarlas y venderlas.
Se puso en práctica discreto operativo de vigilancia, comprobando que durante la madrugada varios sujetos introducían autos de diferentes características, los cuales desmantelaban para su comercialización.
Confirmada la acción por parte de los investigadores, se solicitó la orden para poder ingresar y realizar la revisión de las partes automotrices ahí ubicadas.
El Agente del Ministerio Público emitió dicho documento oficial por lo que a cargo de un grupo de Agentes Ministeriales, se dirigieron a dicho lugar. Ahí entrevistaron a una mujer, la cual dijo ser la propietaria del predio.
Acto seguido por los agentes se introdujeron y comenzaron a revisar los chasis y partes de autos que habían sido sustraídas de varios automotores.
En el lugar se ubicó una unidad de la marca Nissan, tipo pick up, color blanco, modelo 2007. El número de serie presenta alteraciones, además los engomados no corresponden a la autenticidad de la unidad. Tenía reporte de robo con fecha 27 de abril del año en curso.
En acción aparte, también se localizó otra camioneta de la marca Nissan, tipo pick up, color blanco. Ya estaba sin llantas y a un costado se apreciaron sus dos puertas, así como el motor completamente desmantelado. Del mismo modo se cuenta con una carpeta de investigación con fecha 1 de mayo del año en curso por el delito de robo.
Continuando con la revisión los agentes detectaron la parte posterior de una carrocería que por sus dimensiones y características pertenece a un auto de la marca Chevrolet, tipo Suburban, modelo 1993, color negro, la cual presenta una carpeta de investigación con fecha 21 de abril, con reporte de robo.
Cabe destacar que todas las partes automotrices y chasis de las unidades fueron trasladadas al edificio de la Fiscalía de Recuperación de Vehículos Robados donde se dejaron a disposición de la autoridad correspondiente.