José de Jesús López de Lara

Bajo un fuerte dispositivo de seguridad, fueron trasladados al Cereso para Varones “Aguascalientes” los tres ex-policías estatales que fueron detenidos por agentes de la FGE mediante un operativo, tras pretender extorsionar a un automovilista.
El titular de la Agencia del MP No. 7 adscrita a la Unidad Especializa en Combate a la Delincuencia, los consignó por el delito de secuestro.
Y es que en la integración de la carpeta de investigación correspondiente, se determinó que los tres policías estatales detenidos privaron de su libertad con lujo de violencia, a una persona del sexo masculino para exigir a sus familiares la entrega de una importante cantidad de dinero en efectivo a cambio de su liberación.
Los tres ex policías estatales que estaban asignados al área de Inteligencia de la SSPEA y que ya se encuentran recluidos en el Cereso para Varones “Aguascalientes”, fueron identificados como José Aarón, alias “El Pabe”, de 36 años; Víctor Emmanuel, de 30 años y Jorge, de 29 años.
Cabe destacar que el Juez de Control Penal y Juicio Oral, acreditó la legal detención, además de que por considerarse un delito grave, les dictó prisión preventiva.
Las captura de los tres ex policías estatales se llevó a cabo, después de que una mujer acudió al edificio de la Unidad Especializada en Combate a la Delincuencia, para denunciar que su esposo había sido secuestrado por tres personas y le estaban exigiendo el pago de una importante cantidad de dinero en efectivo por su liberación.
Cuando agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PME iniciaron las investigaciones y platicaron con la mujer, ésta les comentó que horas antes su esposo se había comunicado con ella por teléfono para pedirle que fuera a empeñar una camioneta de su propiedad y poder conseguir dinero, ya que lo habían secuestrado y para su liberación tenía que entregar la cantidad exigida.
Es el caso que cuando la mujer narraba los hechos a los policías ministeriales, recibió una llamada telefónica de los policías estatales extorsionadores, quienes le indicaban que si ya tenía el dinero, ya que de lo contrario no volvería a ver con vida a su esposo.
De inmediato la mujer fue asesorada por los agentes de la Fiscalía General del Estado, quienes le pidieron que les dijera que estaba en una casa de empeño y esperaba a que la atendiera el gerente, por lo que les pedía más tiempo para conseguir el dinero.
Minutos más tarde, la mujer recibió otra llamada de su esposo, quien le pidió que regresara al domicilio, ya que en el mismo tenía guardada una cantidad significativa de dinero y que se las iba a entregar a los hampones para que lo dejaran en libertad.
Acompañada por los agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PME, la mujer se dirigió a su casa ubicada en la colonia Las Flores.
Al momento de llegar al domicilio, los policías ministeriales se percataron que también arribaba un coche Dodge Attitude, color dorado y placas de Aguascalientes, de donde bajó el esposo de la denunciante.
Los policías ministeriales procedieron de inmediato a asegurarlo y fue en ese momento que la víctima les informó que los sujetos que estaban en el auto Dodge Attitude, eran los mismos que lo tenían secuestrado y le exigían la entrega del dinero por su liberación.
Cuando los sospechosos se percataron de la llegada de las patrullas de la FGE trataron de escapar, pero los policías ministeriales los amagaron con sus pistolas de cargo y obligaron a detener la marcha.
Fue en ese momento en que los tres individuos se identificaron como policías estatales, siendo el conductor Jorge, mientras que en el asiento del copiloto iba José Aarón y en la parte posterior Víctor Emmanuel.
Los tres policías estatales señalaron que estaban en un operativo de inteligencia y pidieron a los agentes ministeriales que se retiraran.
Sin embargo, los agentes de la FGE procedieron a desarmarlos y a esposarlos, siendo trasladados de inmediato al edificio de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro.
En todo momento, los tres policías estatales del Grupo de Inteligencia negaron su participación en el secuestro, señalando que al momento de ser detenidos participaban en una investigación relacionada con el narcomenudeo.
Pero la víctima los señaló directamente como los mismos sujetos que horas antes ingresaron de manera violenta al domicilio de un amigo y tras identificarse como policías estatales se los llevaron detenidos.
Sin embargo, a él comenzaron a amenazarlo con causarle daño a su familia y a acusarlo de vender droga, exigiéndole una fuerte cantidad de dinero a cambio de su libertad.
La PME informó que de acuerdo a la versión de la víctima, éste no cuenta con algún familiar o conocido que trabaje en la Fiscalía General del Estado.

INVESTIGAN OTRO “LEVANTÓN”
Finalmente, se informó que los tres policías estatales son investigados por su participación en otro “levantón” ocurrido hace algunos meses en el fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción, frente a una escuela primaria.