Ya fueron consignados y trasladados al CERESO para Varones “Aguascalientes”, los dos peligrosos delincuentes que fueron detenidos por policías estatales, cuando pretendían saquear un cajero automático en el fraccionamiento Bosques del Prado Sur.
Los sospechosos han confesado también su participación en los fallidos robos a los cajeros automáticos ubicados en la Clínica No. 8 del IMSS y en el SNTE.
Por el delito de robo calificado, el agente del Ministerio Público adscrito a la Dirección Central de Investigaciones, consignó a Moisés o Santiago, de 35 años, originario de Sinaloa y a Francisco Javier, de 42 años, originario de Aguascalientes.
Estos dos sujetos son señalados como imputados de haber llevado a cabo el robo a un cajero automático ubicado en el fraccionamiento Bosques del Prado Sur.
De acuerdo a las investigaciones que realizaron agentes del Grupo Anti-Asaltos de la Comisaría General de la PME y apoyados en las declaraciones que rindieran los mismos detenidos, se logró establecer su participación en los intentos de robo a los cajeros automáticos de la Clínica No. 8 del IMSS, así como el ubicado en el exterior del SNTE.
Durante los interrogatorios a los que fueron sometidos, Moisés señaló ser originario de Sinaloa y que hace en el año 2015 conoció a una persona que radica en Aguascalientes, el cual lo “invitó” a cometer robos a cajeros automáticos.
Agregó que como él pertenece a una banda de asaltantes dedicada a cometer robos a cajeros automáticos en Sinaloa, decidió aceptar participar en los atracos.
Hizo mención que fue el 2 de diciembre del 2015 cuando llegó a Aguascalientes, quedándose de ver con su cómplice en un bar ubicado en la calle Venustiano Carranza, donde planearon llevar a cabo un robo.
Señaló que al día siguiente, pasaron por él al hotel donde estaba hospedado tres personas del sexo masculino, entre ellos el sujeto que lo había invitado a robar, a bordo de un vehículo Nissan Tsuru, color blanco.
Posteriormente, se dirigieron hacia una avenida con muchos árboles en el camellón central -avenida Alameda-, y detuvieron la marcha frente a la Clínica número 8 del Seguro Social.
Enseguida, dos de los hampones se dirigieron a la caseta de vigilancia en donde amagaron con pistolas tipo escuadra a los vigilantes y los dejaron amarrados de pies y manos.
Manifestó que después los cuatro hampones se dirigieron al lugar donde estaba el cajero automático y con unas pinzas, desarmadores y marros comenzaron a desmantelarlo.
Sin embargo, cuando realizaban el “trabajo” observaron la luz de una torreta de una patrulla de la Policía Preventiva, por lo que imaginaron que ya los habían descubierto y optaron por abortar el atraco y se dieron a la fuga, dejando abandonadas sus herramientas.
Moisés narró que posteriormente, su amigo se volvió a comunicar con él para invitarlo a cometer otro robo a un cajero automático.
Por tal motivo, el día 24 de febrero regresó a Aguascalientes y se reunió con su cómplice en el mismo bar ubicado en la calle Venustiano Carranza.
En ese sitio, planearon llevar a cabo el robo al cajero automático ubicado en el exterior del SNTE, en avenida Tecnológico.
Fue durante la madrugada del día siguiente en que a bordo del mismo coche Nissan Tsuru se dirigieron al cajero automático, haciendo mención que en esta ocasión les acompañaba el otro detenido Francisco Javier.
Comentó que al llegar al cajero automático comenzaron a desmantelarlo, para lo cual utilizaron unas pinzas y un desarmador, pero como no lograban abrir la caja, decidieron arrojarle gasolina con la finalidad de quemar la lámina.
Sin embargo, la misma radiación provocó que los vidrios explotaran, por lo que optaron por frustrar el robo y escaparon antes de que llegaran las corporaciones policiacas.
Finalmente, confesó que el pasado 30 de agosto regresó a Aguascalientes para llevar a cabo otro robo a un cajero automático de una negociación ubicada al norte de la ciudad.
Pero mientras lo desmantelaban fueron sorprendidos por policías estatales, mientras que el sujeto que ha planeado los atracos logró escapar y hasta el momento no ha sido detenido.
Será el Juez de Control Penal y Juicio Oral quien determine la situación jurídica de los detenidos Moisés y Francisco Javier, toda vez que la Fiscalía General del Estado solicitó el auto de vinculación a proceso por el delito de robo.