Paloma Villanueva
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 21-Oct .- Además de abatir el rezago en las cirugías y el tiempo de espera de pacientes graves, el IMSS ha logrado disminuir de 24 a 4 horas el tiempo que el personal tarda en dejar lista una cama para el siguiente paciente, destacó el director del Instituto, Mikel Arriola
El programa de gestión de camas, señaló, se aplica en 59 por ciento de los hospitales.
De cara a la Asamblea General del IMSS, que se realizará el próximo lunes, estimó que en 8 meses se ha avanzado en la aplicación de más de la mitad de las estrategias establecidas en el decálogo que presentó cuando asumió el cargo y calculó que para finales de 2017 los programas estarán funcionando en todas las unidades de medicina familiar (UMF) y en los hospitales.
Llamó a los derechohabientes a denunciar tiempos de espera excesivos o fallas en la atención y se comprometió a atender las quejas que se presenten a través de Facebook y Twitter, correo electrónico o el centro de atención telefónica del IMSS.
“Tenemos un mecanismo de seguimiento a las quejas de redes sociales, se genera una respuesta solicitando los datos de contacto, se hace contacto con el derechohabiente, y también a través de programas de radio, de televisión, correos electrónicos”, aseguró en entrevista.
Agregó que el IMSS prevé construir 12 nuevos hospitales en lo que resta del sexenio y adelantó que en el primer trimestre de 2017 se inaugurarán los de Aguascalientes, León, Querétaro y Nogales.
Los hospitales que tienen fondos asignados, detalló, son los de Pachuca, Ciudad Acuña, Atlacomulco e Ixtapan de la Sal; los que están en proceso de licitación son los de Bahía de Banderas y Tapachula; y también se están elaborando las prebases de licitación parade Tepotzotlán y García, Nuevo León.
Esquema preventivo
A partir del año entrante, personal de las clínicas del IMSS invitará personalmente a los derechohabientes a realizarse estudios como mastografías, antígeno prostático y revisión de talla y peso para prevenir enfermedades crónicas, adelantó Arriola.
El director indicó que de las 500 mil citas que se otorgan en el instituto diariamente, 370 mil corresponden a adultos mayores de 50 años con enfermedades cardiovasculares, diabetes o hipertensión.
“Hoy las entradas al IMSS siguen siendo a las edades adultas por urgencias, con derrames cerebrales o infartos, cuando tendríamos que empezar a buscar una agenda muy clara de prevención”, remarcó.
“Tenemos los datos por grupo de edad, por sexo, por escolaridad, por domicilio; entonces yo puedo saber a cuántas mujeres les tengo que hacer la mastografía en la UMF de Azcapotzalco, por ejemplo, y se las voy a hacer; a todas las voy a mandar llamar y voy a tener la capacidad para hacérselas, ahí prevengo cáncer de mama, prevengo hospitalizaciones, prevengo gasto y sumo años de vida saludable”, explicó.