Vivimos una transición epidemiológica donde las enfermedades infecciosas dejaron de ser la principal causa de muerte y, hoy, son los padecimientos crónico-degenerativos: diabetes, hipertensión, cáncer cérvico-uterino y cáncer de mama.
Estas cuatro enfermedades explican el 80% del gasto de enfermedades y maternidad del Instituto y además, descansan en una población de 60 años y más.
Esto quiere decir que el 80% del gasto del instituto, está invertido en población que representa el 20% de la población nacional.
El delegado del IMSS, Diego Martínez Parra, coincidió con el director general, Mikel Arriola, en su intervención en la Primera Semana de la Seguridad Social y del Empleo, en la Ciudad de México.
La seguridad social es el medio para proteger la vida del trabajador, elevar su salario, salvaguardar su dignidad ante eventos adversos y exógenos por lo que resulta indispensable extender estos beneficios con compromiso solidario a los sectores más desprotegidos de la población.
El IMSS es el organismo encargado de proveer de seguridad social a los trabadores y a sus familias. Desde 1943 representa un avance de primera importancia en México, porque ofreció al trabajador la posibilidad de recibir servicios y prestaciones en los casos de enfermedad, vejez, invalidez y demás riesgos que amenazan naturalmente al hombre, y también facilitó el derecho de adquirir, por ejemplo, una vivienda digna y el impulso al desarrollo cultural de los individuos.
El espíritu fundacional de la seguridad social consiste en prepararnos para enfrentar la vida, para ser productivos y para mejorar la calidad de la vida.
El IMSS ya tomó en materia pensionaria y de Prestaciones Sociales y Económicas varias medidas:
El pase de supervivencia se eliminó, con lo que se ahorran las visitas al instituto; para las mujeres se incrementó en 150% el número de lugares en las guarderías.
Para las mujeres se eliminó la necesidad de obtener un certificado en las unidades de Medicina Familiar para que los hijos regresaran a las guarderías; para las que no van a tener a su hijo en el instituto, pero van a cobrar su subsidio y su incapacidad, se eliminó la necesidad de ir cinco veces durante el embarazo a las oficinas del IMSS.
Estamos conscientes que la afiliación de nuevos trabajadores, seguirá presionando nuestras finanzas, seguirá presionando nuestras pensiones. Y por eso, estamos eficientando el uso de los recursos, subrayó.