Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 2-Sep.- El presidente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, llamó ‘pelele’ y ‘payaso’ al Presidente Enrique Peña Nieto luego del polémico episodio de la visita de Donald Trump.
“Miren cómo está el País, es una situación lamentable, ya Peña está convertido en el payaso de las cachetadas, cualquiera lo ningunea, es un auténtico pelele.
“Le dicen que le iba a ir bien si invitaba al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, pese a que el norteamericano ha insultado a los mexicanos y ha dicho que construirá un muro en los 3 mil kilómetros de frontera, que lo pagará México”, manifestó López Obrador en Lamadrid, Coahuila.
Opinó que no era necesario invitar a ninguno de los dos candidatos estadounidenses, y advirtió que cuando hay elecciones en ese país lo mejor es no meterse, para que después no vayan a querer ellos interferir en las elecciones de México.
“Hay un principio en la Constitución que se lleva a la práctica en política exterior de la no intervención, el actuar con prudencia”, expuso.
Reiteró que la mejor política exterior es la interior.
“Los mexicanos no pueden ser candil de la calle y oscuridad de la casa, lo que se tiene que hacer es resolver los problemas de México, atender al pueblo y no como lo hace Peña, que se la pasa viajando por todo el mundo”, criticó.

Trump no es de fiar: Camacho
Para César Camacho Quiroz, ex Gobernador del Estado de México y actual líder de los diputados del PRI, Donald Trump no estuvo “a la altura” del Presidente Peña.
“(Trump) no es un político de fiar, que no estuvo a la altura de la diplomacia de Enrique Peña Nieto ni de las circunstancias”, dijo el priista, según un comunicado.
De acuerdo con el legislador, el propósito de la invitación de Peña Nieto a Trump fue escuchar, “pero sobre todo de ser escuchado” por quien podría ocupar la Casa Blanca.
“(Trump) debe saber de viva voz lo que pensamos los mexicanos sobre él y sus posturas”, dijo el mexiquense.
Camacho expresó un “rotundo rechazo” a las expresiones discriminatorias del estadounidense hacia los mexicanos y calificó de “absurdo” el planteamiento de que México pague la construcción de un muro en la frontera.
“Es absolutamente inviable para nosotros, en el entendido que en su territorio pueden decidir lo que consideren, nada más que para ello, que no cuenten en ningún sentido con nosotros”, indicó.
Camacho Quiroz, ex presidente nacional del PRI, también afirmó que en México “nos gustan los puentes más que los muros”.