GUADALAJARA, Jalisco.- Jugar con uno menos durante casi 60 minutos, terminó por agotar y desmoronar al Guadalajara en su debut en la Copa MX.

En un partido raro, de engañoso dominio local al inicio, pero con un par de juveniles en la cancha de arranque, las Chivas cayeron goleadas 4-1 ante Jaguares de Chiapas.

Néstor Calderón, en una barrida imprudente sobre una cancha muy llovida y bajo tormenta en los primeros minutos, se llevó la tarjeta roja apenas al 29′.

Aún con eso, los rojiblancos parecían tener mejor control del partido, ante unos chiapanecos que no mostraban idea, que se paraban mal en la cancha y que sufrían con canteranos como Josué Lázaro y Edson Torres.

De hecho, este último hizo una gran acción individual al 38′, al pelear una pelota sobre un rival en medio campo, ganarla y dejarlo tendido, enfrentar a otros dos, superarles y sólo tocar ante la salida del portero Liborio Sánchez para el 1-0 rojiblanco.

Parecía cuestión de que el Rebaño apretara para incrementar el marcador, pero ni tiempo tuvieron de saborear la ventaja.

Apenas dos minutos después tomaron mal parada a la zaga por la derecha y en un cierre en el área chica, el ecuatoriano José Mamuel Ayovi empató el juego.

José Cardozo, técnico de los Jaguares, se fue expulsado por protestarle acciones al árbitro.

Para la segunda parte con uno menos los locales parecían ser dueños del balón, aunque Eduardo Javier López, quien fue titular, tuvo una actuación muy pobre.

Con la idea de ganar el juego, Matías Almeyda mandó a la cancha a Isaac Brizuela, Orbelín Pineda y Carlos Peña.

El “Gullit” fue recibido por algunos abucheos.

Los rojiblancos intentaron un avance por el centro y justamente en una pelota que equivoca el “Gullit”, se vino la jugada del segundo gol visitante.

Julio Nava tocó para Dieter Villalpando, quien al 72′ tomó muy mal parado a Miguel Ponce y al entrar al área tocó bombeado por encima de Toño Rodríguez y con centrales ya tendidos en el terreno. Era el 2-1 visitante.

A partir de ahí las Chivas se derrumbaron y 10 minutos más tarde, Martín Zúñiga les hizo el 3-1 en otra acción en la que la zaga quedo mal parada.

Al 84′, cuando no terminaban de reclamarse el pecado en el tercero, Zúñiga les hizo el cuarto gol en otra acción individual, ahora iniciada por Javier “Chuleta” Orozco.

Ya desde el tercero la gente buscaba la salida del estadio, por lo que de espalda alcanzaron a sufrir el cuarto tanto.

Fue la primera goleada televisada por la señal de ChivasTV.

Por lo mostrado en la cancha, pareció excesivo el marcador, aunque ahora a los ex campeones de Copa del Apertura 2015 se les complicó el calendario en el torneo. (Ramón Estrada/Agencia Reforma)