Aguascalientes requiere…

Conforme transcurren los días, se acerca el año 2016 y con ello el proceso electoral local que viviremos los aguascalentenses. Si bien los temas de índole política darán, con el favor de Dios, mucho para comentar, creo que dados los tiempos es necesario plantear algunas consideraciones.

Legalmente el proceso electoral ya comenzó en nuestro Estado y estaremos entonces eligiendo a nuestros alcaldes, regidores, síndicos, diputados y al próximo gobernador. La búsqueda de perfiles es una tarea que corresponde a los partidos políticos, pero también a la sociedad en general, ya que no podemos dejar pasar nuestra responsabilidad de buscar ser representados por todos aquellos a los que consideremos idóneos. Primeramente, debemos de entender que la política no se trata de un concurso de popularidad, sino de un verdadero arte y oficio al que muchos aspiran y solo pocos logran ocupar en toda la extensión de la palabra.

Servir al público requiere, según el puesto, las aptitudes y conocimientos adecuados. Por lo tanto, a manera de ejemplo, se debe decir que no es lo mismo gobernar que legislar, ni tampoco podemos equiparar dichas funciones con el hecho de fungir como parte de un cabildo. Considero de manera personal, que en la mayoría de los partidos políticos existen perfiles adecuados que encajan con la descripción de lo idealmente requerido, el tema aquí es que, como futuros electores, no confundamos la popularidad o imagen con la verdadera oportunidad de tener a dignos representantes.

Definitivamente, los partidos políticos tienen un gran reto que consiste en idear mecanismos para poder postular al mejor candidato en cada puesto, es importante destacar la apertura con la que ciertos partidos han flexibilizado sus estatutos, de manera que ahora cualquier ciudadano puede acceder a una candidatura sin verse obligado a militar en el partido.

Aguascalientes requiere entonces, continuar con el evidente esquema de progreso económico y la dinámica de desarrollo bajo la cual hemos transitado en los últimos años. Aguascalientes requiere síndicos y regidores que conozcan sus atribuciones y las apliquen de manera que velen por los habitantes de sus respectivos municipios. Aguascalientes requiere diputados de mayoría relativa y representación proporcional con la capacidad de crear y modificar leyes que verdaderamente surtan efectos, ya que de nada sirve ni servirá jamás, tener legisladores que se ostenten como tales y presenten montón de iniciativas sin trascendencia alguna. Aguascalientes requiere un titular del poder ejecutivo local que cuente con la dupla de elementos capacidad-experiencia para que los aguascalentenses nos sigamos sintiendo orgullosos de nuestra tierra.

Finalmente, AGUASCALIENTES requiere ciudadanos comprometidos, conscientes, honestos y trabajadores, de manera que sepamos siempre tomar las mejores decisiones y colaboremos con nuestro Estado, desde nuestras respectivas trincheras HOY, MAÑANA Y SIEMPRE.