No obstante que en Aguascalientes, durante más de tres años no ha ocurrido un solo robo en carretera en contra de los transportistas, en el resto de los caminos nacionales sigue la inseguridad y las pérdidas para este sector, informó Roberto Díaz Ruiz, presidente de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar).

Indicó que Aguascalientes es una de las zonas del país con mayor seguridad en sus carreteras y que el año pasado hubo una sola denuncia por robo de mercancía a un tractocamión y que incluso, el hecho delictivo ni siquiera sucedió en Aguascalientes, sino en caminos aledaños al estado.

“Se presentó en Aguascalientes esa denuncia porque son los mismos delincuentes los que les instruyen a los choferes en dónde poner las denuncias, ello con la finalidad de desviar la atención de lo que realmente sucede y para ganar tiempo”, indicó el presidente de la Canacar.

“Este bajo índice de robos en carreteras de Aguascalientes no lo pueden presumir entidades como Jalisco, Guanajuato, Zacatecas o San Luis Potosí, en las que, en determinadas regiones de esos estados cercanos al nuestro, hay zonas en donde ocurren muy seguido robos a los transportistas”.

Estimó que para el sector en general, las pérdidas por robos en carreteras en todo el país representan cerca del 12% de las utilidades.

“Si bien es cierto que la inseguridad ha disminuido de forma importante en los últimos años, también lo es el que los empresarios de este ramo seguimos registrando pérdidas a consecuencia de la operación de bandas bien organizadas que no sólo roban mercancía de las unidades, sino que también han desarrollado canales de distribución para la venta de cargamento robado”.

La inseguridad en las carreteras ha disminuido, gracias a una serie de medidas que los propios transportistas han adoptado y al trabajo de la Policía Federal, que se ha notado su presencia y trabajo en las vías de comunicaciones en el país, sin embargo, en el caso del Estado de México, sigue siendo la zona más insegura para la circulación de unidades de carga, ya que en esa zona se registran el 65% de los robos que sufre el sector.

Explicó que las grandes desventajas que tiene el Estado de México es su orografía, ya que hay muchos lugares en donde pueden ocultar los camiones, y desde luego la ciudad misma, es más fácil perder de vista las unidades porque se pueden ocultar más fácilmente y su mercado está a la vuelta de la esquina.

Se refirió a otras zonas en donde también se incrementa el riesgo para los transportistas y mencionó entidades como: Guanajuato, Querétaro, Jalisco, Veracruz, Sinaloa, y aunque siguen ocurriendo robos y asaltos en las carreteras de esas entidades, el Estado de México sigue estando a la cabeza como el más inseguro.

Dijo que las medidas que les han ayudado a disminuir la siniestralidad es que, la mayoría de las unidades cuentan con sistema de rastreo y ubicación, de tal forma que, hoy, las unidades son monitoreadas las 24 horas del día, “y aun así, seguimos siendo presa de este tipo de delincuencia”, apuntó.