El cáncer de mama tiene mayor incidencia en los estados de Colima, Campeche y Aguascalientes (101.08, 97.60 y 96.85 casos nuevos por cada 100 mil mujeres de 20 y más años, respectivamente), mientras que en el otro extremo, se encuentran los estados de Tlaxcala (8.41), Guerrero (6.82) y Chiapas (4.94), con menos de 10 casos nuevos, con datos obtenidos por el INEGI el año pasado.
Debido a que la incidencia del cáncer de mama en los varones es muy baja, el análisis se enfoca en la situación de las mujeres.
Las estadísticas son a propósito del Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, a celebrarse mañana.
En 2014, había 689 mastógrafos a nivel nacional en instituciones públicas de salud; 6.1% corresponden a unidades móviles. Los estudios de mastografía se realizaron principalmente en la Ciudad de México (29.4%), Veracruz (6.7%) y Nuevo León (6.3%).
En el caso de Aguascalientes había seiete mastógrafos ese año y se realizaron 2 mil 849 estudios de mastografía.
Del total de casos de cáncer diagnosticados en la población mexicana de 20 años y más, el de mama fue el de mayor presencia con 19.4%. Por sexo, en los hombres representaba el 1% del total de casos; tres de cada 10 mujeres de 20 años y más con cáncer, presentaba cáncer de mama, según reportes del 2014.
En 2015, la incidencia de tumor maligno de mama entre la población de 20 años y más fue de 14.80 casos nuevos por cada 100 mil personas. En las mujeres, alcanzó su punto máximo en las del grupo de 60 a 64 años (68.05 por cada 100 mil mujeres de ese grupo de edad).
En 2014, la tasa de mortalidad por tumor maligno de mama en el país fue de 15 defunciones por cada 100 mil mujeres de 20 y más años de edad.
Año con año, los casos de cáncer de mama se incrementan de forma más rápida en países ricos que en aquellos con economías en desarrollo. Puede deberse a un mejor diagnóstico dadas las condiciones de sus sistemas de salud, ya que la mortalidad por cáncer de mama tiende a ser mayor en los países de bajos ingresos.
A nivel mundial se estima que cada año se detectan 1.38 millones de casos nuevos y hay 458 mil decesos por esta causa, siendo el tipo de cáncer de mayor incidencia entre las mujeres (OMS 2016).
Con dicha celebración, se busca no sólo apoyar a las mujeres que lo padecen, sino informar a toda la población (incluidos los prestadores de servicios de salud) sobre la importancia de las acciones para su detección oportuna (conocimiento y exploración de las mamas y la realización de mastografías), así como vencer el estigma y la discriminación que pueden ser obstáculo para buscar tratamiento ante la identificación de un bulto, protuberancia o cambio en las mamas.
Como símbolo de esta lucha se emplea un listón rosa en alusión a pacientes y sobrevivientes del cáncer de mama, el cual se utilizó por primera vez en 1991 durante una carrera organizada en Nueva York.