Recomiendan deshacerse de esponjas y estropajos. Elsa Arenas Velázquez, dermatóloga del Hospital Hidalgo, afirmó que resulta perjudicial el uso de esponjas, estropajos o zacates al momento de bañarse, pues no sólo es un mito que así se limpia uno de manera más eficiente, además, al tallarse la piel con estos artículos se le quita humectación y se lastima la epidermis; agregó que el jabón resulta suficiente para que la piel quede limpia de bacterias y de restos.
Sostuvo que la resequedad en la piel es un problema frecuente en la población, pues hasta un 25% de las personas pueden tener la piel reseca y la incidencia se duplica en temporada de frío; añadió que casi siempre esto tiene su origen en factores genéticos y no debe tomarse a la ligera, pues una piel reseca no está sana, es como si estuviera abierta, siendo susceptible a ser afectada por cualquier sustancia que se encuentre en el medio ambiente, trayendo consigo alergias y enfermedades más graves.
Arenas Velásquez sostuvo que el tallado excesivo con esponjas y estropajos también puede manchar la piel, por lo cual se recomienda en exclusiva el uso del jabón, los cuales de preferencia deben ser neutros o cremosos y no contener colorantes o fragancias, porque también irritan la piel.
En este sentido, destacó que para ducharse se recomiendan baños cortos, de una duración menor a los cinco minutos, ya que el exceso de agua también reseca la piel, además, la temperatura del agua no debe ser muy caliente, pues ello también favorece a la resequedad.
Por último, la dermatóloga del Hospital Hidalgo comentó que se recomienda evitar el uso de lociones corporales, ya que cualquier sustancia química puede dañar la piel, si se va a usar lociones que sea sobre la ropa y no directamente en la piel.