Para celebrar sus primeros quince años de vida, Teresa Guadalupe Pérez Becerra visitó el templo del Sagrado Corazón de Jesús, donde protagonizó emotiva acción de gracias.
En compañía de sus padres, Ricardo Pérez Gradillas y María Teresa Becerra Macías, al igual que de sus padrinos, Enrique Becerra Ortiz y Olivia Macías Esparza, la joven manifestó su retribución al Padre Celestial por los favores recibidos durante su infancia y a sus padres el haber inculcado en ella los valores más importantes de una mujer.
Luego de la solemnidad, durante una fiesta especialmente organizada en honor a la quinceañera, la jovencita rodeada de sus chambelanes sorprendió a los presentes con un increíble baile sorpresa al ritmo de hip hop, con una coreografía montada a la perfección que arrancó los aplausos de sus familiares y amigos, para dar paso a una velada inolvidable para la festejada.