Agradece la vida

Bendiciones recibe Alitzel al cumplir quince años de vida

Como princesa de cuentos de hadas llena de resplandor y luciendo un hermoso vestido, Alitzel del Carmen Rodríguez dio la bienvenida a la edad de los sueños.
Para celebrar este bello acontecimiento, acudió a la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, para dar gracias a Dios por cumplir sus primeros quince años de vida.
En la ceremonia, la joven se hizo acompañar por su mamá, María Cecilia Rodríguez Murillo y por sus padrinos, María Elena Álvarez Robles y Carlos Marín Payán, al recinto sagrado.
A ella le fue dedicada la homilía del ministro de Cristo quien, con palabras dulces, dijo a la quinceañera lo importante que es que guarde siempre en su corazón los dones que Dios le dio, empezando por la vida. La conminó a agradecer el esfuerzo de sus padres para que a ella no le faltara lo necesario y sobre todo corresponder al amor que le han brindado. También la invitó a dejar en manos del Padre los proyectos y anhelos para que él los bendiga y rindan frutos.
Al tomar la eucaristía a la jovencita, dirigió su mirada a lo alto, en señal de retribución infinita para el Creador, solicitando sus bendiciones para el camino que ahora recorre.

El detalle
Para cerrar con broche de oro el festejo, Alitzel del Carmen protagonizó una recepción en el salón Villabonita, mismo que fue revestido a tono con su bello atuendo y al que arribó minutos después de la ceremonia religiosa.
La feliz quinceañera bailó, se divirtió y convivió con sus seres queridos, que la acompañaron en el día más especial de su juventud.