Con un hermoso atuendo, América Denisse Tavárez Ortiz le dio la bienvenida a la edad de las ilusiones y para celebrar esta ocasión, arribó al templo de San Antonio de Padua para ser partícipe de una misa en su honor y agradecer a Dios por los dones recibidos.
En compañía de su mamá, Maribel Tavárez, así como de sus padrinos, la bella jovencita recibió por parte del representante de Cristo en la tierra, la bienvenida a la casa del Padre Celestial.
América Denisse agradeció al Altísimo el permitirle cumplir sus primeros quince años, así como la enorme dicha de contar con una familia que le manifiesta diariamente su amor.
Al término de la ceremonia eucarística, con la presencia de sus seres queridos, la quinceañera fue protagonista de una emotiva celebración en su honor que disfrutó de principio a fin.