Al borde la muerte se encuentra presunto narcomenudista detenido en Rincón de Romos. Previo al arresto, ingirió cinco dosis de cristal para evitar que la Policía Estatal le asegurara la droga. Inicialmente ingresó a las celdas por intoxicarse en vía pública pero, esa medida desesperada está a punto de costarle la vida. Media hora después empezó a sufrir los efectos de la severa intoxicación. Al cierre de esta edición continuaba en crítico estado de salud.
Cuando ya no pudo soportar los terribles síntomas solicitó ayuda; ya ante el doctor de guardia, confesó que había consumido el “cristal” y de inmediato lo trasladaron al hospital general ubicado en el mencionado municipio.
Durante un recorrido de vigilancia disuasiva, oficiales del Mando Único arrestaron a quien dijo llamarse Javier, de 29 años de edad. En las primeras horas de ayer, lo detuvieron en el cruce de las calles Morelos e Insurgentes, en la cabecera municipal. Como ya se mencionó, inicialmente por intoxicarse en vía pública.
Ingresó a las celdas de la Policía Municipal y después de 30 minutos, los oficiales de guardia se percataron que el sujeto presentaba molestias. Se quejaba constantemente y cuando ya no soportó, dijo a los policías que se sentía mal.
Llamaron al médico y cuando brindaba atención al paciente, éste le manifestó que había ingerido cinco gramos de “cristal”. Lo hizo para que no le aseguraran esas dosis y lo remitieran ante el AMP como presunto narcomenudista.
El galeno decidió canalizarlo al hospital general ya que efectivamente presentaba signos de severa intoxicación. Ya en el nosocomio, le detectaron taquicardia.
Conforme transcurrieron las horas, su salud iba de mal a peor. De hecho, ingresó al área de terapia intensiva dado que se encontraba en la antesala de la muerte.