Alberto Bortoni
Agencia Reforma

MONTERREY, NL .- La sensación de calidad de un Audi es uno de los primeros aspectos que se sienten en el A4. No es sólo la apariencia física de su exterior, que sin duda luce refrescado, un poco más afilado pero con la clara identidad de la marca.
Con el nuevo A4 han cambiado algunas cosas. Sólo existe un solo tamaño de motor, esto es un cuatro cilindros de 2 litros de desplazamiento con turbocargador. Sin embargo, la compañía de los cuatro aros maneja dos versiones de este motor, uno de 190 caballos para los modelos de tracción delantera y uno de 252 hp para los modelos con el sistema de tracción integral Quattro.
Afortunadamente, tanto los tracción delantera como los de tracción en las cuatro ruedas utilizan la transmisión de doble embrague S-tronic de siete velocidades y no las automáticas continuamente variables que Audi había colocado en algunos modelos anteriormente.
En principio pareciera que es muy poco motor para un auto de sus dimensiones, pero 252 caballos son suficientes para corregir esta impresión. El auto es suficientemente rápido para todo aquel desee exigirle; y para quien no, será eficiente y dócil para ser un cómodo vehículo de uso diario.
La suspensión está en un adecuado punto intermedio entre confort y deportividad aunque quizá un poco cargada a las sensaciones deportivas. Pero aún en los caminos de México, que son bastante demandantes, será un auto cómodo.
En el interior no sólo se tiene la sensación de calidad, también la de alta tecnología. La pantalla de cristal líquido haciendo las veces de tablero de instrumentos es un dispositivo novedoso, aunque no necesariamente práctico para todas las aplicaciones que ofrece, pues tiene demasiada información, la cual requiere de atención y tiempo para apreciarla y entenderla.
Pero la impresión queda hecha; este es un auto de alta tecnología y lo que tiene así lo refleja. Sin embargo, hay algunos puntos en donde el A4 falla y curiosamente es en un par de puntos tecnológicos. Por principio de cuentas hacen falta los indicadores de punto ciego. Este es un punto de seguridad importante, que en los pasados años ha ido aumentando su importancia y confiabilidad y, en un auto de la categoría del A4 debería de estar presente incluso como equipo de serie.
El otro punto igualmente importante y que también debería de ser equipo de serie es la cámara de reversa. Si bien el A4 tiene sensores tanto adelante como atrás, queda claro que estos no son substitutos para las cámaras de reversa, que no sólo dan una mejor precisión a la hora de hacer maniobras, sino que han demostrado ser más seguras que los propios sensores.