CIUDAD DE MÉXICO.- Lo de Toulon fue una página mala en el camino de la Sub-23 hacia los Juegos Olímpicos.

El técnico de la Selección Mexicana, Raúl Gutiérrez, defendió la teoría de que no se tuvo tiempo para preparar un torneo de esa magnitud, pero aceptó que el resultado fue negativo.

“El resultado es malo, no competimos ni con lo que pretendemos ni con el tiempo con el que se debe de preparar uno de estos torneos, entonces la resultante es casi lógica”, expuso Gutiérrez, a su regreso de Francia.

“Cada Selección siempre va con ciertas circunstancias y siempre crees que con los que viajan son los mejores jugadores. Creo que nos hizo falta más tiempo de trabajo. Concentrarte martes, viajar el sábado y jugar el siguiente martes no alcanza para las intenciones que tenemos. Cuando no consigues ni el objetivo de Selecciones ni el objetivo personal que siempre es ganar, no puedes estar conforme ni satisfecho”.

Con todo y que los nombres de Andrés Guardado, Raúl Jiménez y Alfredo Talavera puedan rondar como los más probables refuerzos mayores, aclaró que no hay seguridad aún sobre quiénes pueden ser al final.

“Estamos muy cerca de afirmar ciertas cosas, no hay nada oficial, todo está en ‘sí, sí queremos ir’ y ‘estamos dispuestos’ y demás. Pero hay que encontrar la parte oficial de los clubes y con base a eso estar tal o cual jugador”, sostuvo.

Gutiérrez informó que Argentina y Nigeria son posibilidades para partidos de preparación rumbo a los Olímpicos.

La siguiente concentración tendrá a 24 jugadores, comenzará el 12 ó 13 de junio y concluirá el 5 ó 6 de julio. Aún no estarán los tres refuerzos mayores de 23 años. (Luis Homero Echeverría/Agencia Reforma)