CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando Adal Ramones vio por primera vez el musical El Joven Frankenstein en Broadway, supo que el personaje del doctor Frederick Frankenstein encajaba a la perfección con él.
Es por eso que cuando Freddy y Germán Ortega, “Los Mascabrothers”, lo invitaron a formar parte de la puesta en escena, no dudó en aceptar el reto.
Dado que el elenco ya ha ofrecido más de 80 funciones en el Teatro Aldama, el actor ha puesto todo su empeño para que cuando él debute esté a la altura de sus compañeros.
Así lo demostró durante un ensayo que realizó con Lisset y Anahí Allué.
“Me toca compartir con ellos de manera esporádica. Les agradezco su tiempo y sus muestras de cariño son increíbles.
“Han sido pocos ensayos, pero de muchos horas para lograr alcanzar la calidad tan increíble que tiene ésta puesta con todo el ensamble, los bailarines y las celebridades que están aquí”, compartió Ramones.
El conductor corrió casi todo el primer acto de la obra con el apoyo de algunos elementos de la escenografía y con el mínimo margen de error en sus diálogos.
(Arturo Perea/Agencia Reforma)