Los daños ocasionados por incendios forestales ubican al estado de Aguascalientes en alerta amarilla por el grado de afectación en superficie que supera las 2,624 hectáreas,

al cierre del mes de junio.

La entidad se ubica en este renglón con estados como San Luis Potosí, Nayarit, Yucatán, Tabasco, Veracruz, Campeche e Hidalgo, con una superficie afectada entre 2,500 y 4,999 hectáreas.

Hasta el momento se han presentado 102 incendios forestales que han dañado 2.62 hectáreas de árboles adultos, y 576.5 hectáreas de arbustos, así como más de 2,045 hectáreas de pastizales, informó el delegado de la Comisión Nacional Forestal, Vicente Díaz Núñez.

El nivel de afectación representa un crecimiento casi cuatro veces la superficie siniestrada durante todo el año pasado, y un crecimiento significativo de los incidentes atendidos por la Conafor en 2015.

De acuerdo al informe presentado por la Comisión Nacional Forestal, Aguascalientes se ubica entre los 20 estados que tienen más afectación por siniestros, aunque se posiciona con mayor superficie dañada que estados que tienen mayor extensión territorial.

En promedio cada incendio ha registrado una afectación de 25.73 hectáreas, y su control implicó el esfuerzo de 2,687 días hombre, entre el personal de la Conafor, Sedena, corporaciones de emergencia estatal y municipales, propietarios de predios, y voluntarios.

El funcionario federal señaló que las condiciones climatológicas atípicas son factor para el incremento, aunque refirió que la atención inicial y horas de combate han registrado una disminución significativa en los siniestros.