CIUDAD DE MÉXICO.- Los icónicos concursos de belleza venezolanos se han visto afectados por la tensión social y crisis económica que actualmente se vive ese país, consideró Astrid Carolina Herrera, Miss Mundo 1984.
“En años anteriores, cuando hablabas de Miss Venezuela lo hacías sobre el magno evento de la belleza, en el cual habían invitados internacionales que requerían pagos en dólares.
“Esos presupuestos están mermados y han sido reducidos en su máxima expresión. Antes se realizaba en el Poliedro de Caracas, ahora en los estudios de TV, que no son como los de Televisa, sino módicos”, dijo en entrevista.
La venezolana expresó que las chicas y su talento no han sufrido afectaciones, aunque aceptó que, en su país, cada vez es más común que las niñas se sometan a procedimientos estéticos con tal de sobresalir en las pasarelas.
Matt Roper, analista del Daily Mail, publicó en 2014 que, desde los 12 años, las pequeñas modifican sus glúteos, narices y senos por deseo de sus padres, en un intento de convertirlas en reinas de belleza. (Enrique Navarro/Agencia Reforma)