Jonathan Compton
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco 15-Sep .- Nadie lo tomó en serio y causó una tragedia.
Luis Homero Águila ya había entregado una carta para amenazar que cometería un ataque similar al del miércoles en las instalaciones de la Fiscalía estatal, el cual cobró la vida de una trabajadora y dejó graves a otras tres, además de ser abatido.
En noviembre de 2013, el gestor de denuncias presentó un documento dirigido al entonces Secretario de Gobierno, Arturo Zamora, y fue recibido y sellado por la Oficialía de Partes de la dependencia.
“Estoy harto y asqueado de tanta injusticia cometida en mi contra”, expuso en el mensaje cuatro hojas.
“Estuve tentado a cometer 7 crímenes, ya que iba a conseguir armas y tenía planeado llegar a X oficina de gobierno y matar a 7 personas en un lapso de 30 segundos, todas con un balazo en la cabeza, en donde tomaría una o varias personas como rehenes y luego pediría que para entregarme, estuvieran presentes los medios, en donde a grito abierto les diría que Ud. fue el principal responsable”, describió en el papel.
Con su plan buscaba que fuera destituido Zamora, al igual que el Fiscal Central, Rafael Castellanos.
En su mensaje, “El General Águila” -como se hacía llamar por su pasado militar- le reclamaba  haberlo ignorado tras 27 escritos, pues le había llevado una propuesta para combatir a los “aviadores” en el Gobierno.
También le pedía ayuda para recibir su pensión vitalicia, a la que tenía derecho tras ser dado de baja del Ejército por incapacidad, aceptando que había sido declarado como enfermo mental peligroso; padecía esquizofrenia.
MURAL buscó a Zamora, actual senador, y él negó que haya leído esa carta o conociera en persona a Homero Águila, aunque sí le dieron trámite oficial.
“No recuerdo de esa carta, pero seguramente que sí se recibió (…) atendí a miles de personas y él, si presentó esa carta, fue atendido y fue remitida a la Fiscalía para que lo atendieran”, explicó Zamora.
Castellanos, por su parte, aseguró que amenazaba a quien fuera y él recibió unos 200 escritos del agresor en los que hacía peticiones diversas.
“Hace 18 años estaba aquí ese amigo, a todos nos abordaba, a todos nos amenazaba”, expresó el funcionario, rechazando que pudiera prevenirse la agresión.
Mientras, el Gobernador Aristóteles Sandoval aseguró que nunca habían recibido amenazas de Águila.

Respalda a Fiscal
Luego de que diputados del PAN pidieron la remoción del Fiscal Eduardo Almaguer por los hechos ocurridos en al dependencia, el Gobernador reprobó que se politice.
“Tiene todo el respaldo el Fiscal, tiene todo el apoyo y mi confianza, es reprobable el uso político de una desgracia”, manifestó Sandoval.