Advierten del colapso del drenaje del centro

Data de casi 100 años; su tubería es inservible

DRENAJE

El presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Aguascalientes, Miguel Ángel Huízar Botello, alertó sobre el colapso parcial del drenaje del centro de la ciudad.
“Hay todavía drenaje de hace casi 100 años, tubería de barro o de acero, inservible” y demandó una rápida sustitución para evitar poner en riesgo la salud de la población.
Indicó que las autoridades municipales cuentan ya con un censo muy detallado de los lugares en donde es necesaria y urgente la reposición de la tubería de agua potable y el alcantarillado, y hasta ahora se ha aprovechado la colocación del concreto hidráulico para sustituir tramos de tubería, lo que ha sido muy positivo, sin embargo, existen más zonas con drenajes ya deteriorados.
Hay amplios sectores de la zona centro y de colonias ya antiguas como las colonias Primavera, Miravalle, Gremial, entre otras más, cuyo drenaje data de muchos años y fue hecho con materiales que ahora ya las normas ya no los permiten, como el barro o el acero, que al paso del tiempo, estos materiales dejaron de ser útiles y están ocasionando fugas subterráneas de aguas negras o de agua potable, reduciendo la eficiencia y generando potenciales focos de contaminación, con los riesgos a la salud que eso representa.
En el centro es donde se concentran los circuitos más viejos de drenaje y tuberías de agua potable, “hay algunos circuitos que cuentan con 80, 90 años, de casi un siglo” y que es necesario reemplazar.
Agregó que la forma en que se está llevando a cabo la sustitución del drenaje es la forma correcta, es decir, por sectores, ya que en cada tramo es necesario suspender el suministro de agua y el servicio del drenaje, con las molestias que ello ocasiona al usuario.
Recomendó no dejar de realizar el cambio de tuberías, pues eso permitirá preservar la salud de los usuarios de agua potable.
Por otro lado, pidió a las autoridades ser más estrictas en el tema de la ejecución de las obras, ya que algunas de ellas acusan serios retrasos sin motivo aparente. “Para los ciudadanos resulta muy molesto la construcción de este tipo de obras, pero si se realizan correctamente, si se ejecutan conforme a lo planeado, las molestias no deben ser mayores”.
Pidió que no se dejen de monitorear los circuitos de conducción de drenaje y de agua potable, y en cuanto se detecte infiltración de aguas negras en tuberías de agua potable, actuar de inmediato para no poner en riesgo la salud de la población.
También, pidió más atingencia a las autoridades municipales y a la propia empresa concesionaria para el desazolve de alcantarillas y de colectores, para evitar más inundaciones. Dijo que por el momento no sería necesario un drenaje profundo que acabe con las inundaciones que se producen tras cada tormenta, sino que sería en todo caso factible y conveniente, construir una serie de emisores que capten por determinadas zonas el agua de lluvia y las conduzcan de manera más eficiente, evitando la saturación del drenaje.
Finalmente, propuso analizar el canal interceptor y el propio río San Pedro, así como otras zonas de la ciudad en donde siempre se acumula gran cantidad de líquido, para que con un sistema de emisores se pueda dar una mayor eficiencia a las descargas de agua de lluvia.