De acuerdo a una investigación realizada por la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), en los próximos 5 y 10 años, las micro y pequeñas empresas del sector metal-mecánico podrían desaparecer debido a que no cuentan con el acceso a las nuevas tecnologías que estas empresas demandan.
La innovación tecnológica está impactando directamente en las empresas de menor tamaño del ramo metal-mecánico de Aguascalientes, ya que no cuentan con la capacidad económica para adquirir equipo de última tecnología, lo que ha dado como resultado un retraso tecnológico de alrededor de 15 años.
Luis Aguilar Enríquez, profesor investigador del departamento de Administración de la máxima casa de estudios y titular de la investigación “La innovación, tecnología y las TICS, como estrategias para el crecimiento y competitividad de las Pymes de Aguascalientes”, advirtió de la poca accesibilidad que estas empresas tienen para tecnificarse.
Como parte del estudio realizado, se evaluaron a 288 empresas del área metal-mecánica y manufacturera durante el 2015, todas ellas radicadas en Aguascalientes, en las cuales se detectó que este retraso tecnológico, es debido a la carencia de activos fijos por parte de las micro-empresas, aunado a que los bancos de desarrollo y fondos que otorgan dependencias gubernamentales, solicitan requisitos que en muchas ocasiones el empresariado no dispone de ellos, limitándoles el acceso a las nuevas tecnologías.
Debido a este retraso tecnológico, se estima que en un lapso de entre 5 o 10 años “estas empresas desaparecerán, pues las grandes corporaciones, al contar con equipo de última tecnología y capital humano, están absorbiendo los requerimientos de las industrias en este tipo de giros económicos”.
En este sentido, Aguilar Enríquez sostuvo que si los requisitos para solicitar fondos fuesen más flexibles, aunado a que las dependencias gubernamentales brindaran asesoría a las Mipymes en el llenado de formatos, la industria metal-mecánica de Aguascalientes podría intervenir en un 2% del total de las importaciones que realizan las industrias automotrices del extranjero, lo que representan millones de dólares que vendrían a fortalecer la economía de Aguascalientes.
El investigador de la UAA comentó que aunado a los múltiples requisitos que solicitan los bancos de desarrollo y estancias gubernamentales para obtener capital, las Mipymes del ramo metal-mecánico carecen de ingresos para profesionalizar su capital humano, pues el 76% de éstas son empresas familiares y los directivos de las mismas no cuentan con estudios profesionales, por lo que es complicado realizar una intervención en su cultura organizacional sin ingresos que lo permitan.
Agregó que es indispensable fortalecer y reorientar las políticas económicas para favorecer a las empresas más pequeñas del sector metal-mecánico del estado y evitar que desaparezcan, pues si se logra impulsar a estas empresas locales, se aumentaría en gran cantidad el número de empleos al año, aunado a que se disminuirían los costos de producción e importación de materia prima por parte de la industria automotriz.