Adán García
Agencia Reforma

LA HUACANA, Michoacán 7-Sep.- Tras recorrer la zona donde fue derribado ayer un helicóptero oficial, el Gobernador Silvano Aureoles lanzó un desafío a los grupos criminales que operan en Michoacán.
“Vamos por la detención de todos los líderes criminales que han asolado a nuestro Estado. Estén donde estén vamos a encontrar a estos criminales”, expresó el Mandatario ante elementos castrenses y policiacos que resguardan el área del incidente, en el Municipio de La Huacana.
“Estos lamentables hechos no quedarán impunes. Habrá justicia para nuestros compañeros caídos”.
El perredista encabezó un recorrido con mandos del Ejército y de las corporaciones policiacas en el sitio donde ayer presuntos narcos derribaron un helicóptero del Gobierno estatal, que participaba en un operativo antisecuestro.
Las investigaciones preliminares indican que los delincuentes emplearon un fusil tipo Barret, calibre .50, que dispararon en repetidas ocasiones contra la aeronave.
Autoridades dijeron desconocer a qué altura volaba el helicóptero, el cual se precipitó a tierra y explotó, falleciendo cuatro de sus cinco ocupantes antier, y otro el día de ayer.
Los restos de aparato quedaron esparcidos en un perímetro de aproximadamente 30 metros, calcinados casi en su totalidad, en la sierra de la comunidad de El Chauz.
Iván Castro, Fiscal Regional de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), informó que la zona permanece resguardada en espera de personal de Aeronáutica Civil para recuperar la caja negra del helicóptero, para el esclarecimiento del caso.
Entrevistado, señaló que los peritajes aún no confirman con precisión el tipo de arma utilizada en el derribo y tampoco si desde el interior de la aeronave los agentes hicieron disparos.
“Momentos antes había habido un enfrentamiento cerca de La Huacana. Los elementos estaban haciendo un vuelo de recibimiento para detener a grupos criminales cuando ocurrieron los hechos”, destacó.
Aclaró que la aeronave pertenecía a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) y no a la PGJE, como se informó ayer.
En el sitio, autoridades rindieron un homenaje a los elementos fallecidos, con aplausos y un minuto de silencio.