Cada mes, el Centro Comercial Agropecuario genera una derrama económica por ocho mil millones de pesos a través de 1,600 comerciantes y tianguistas que emplean de modo directo a 17 mil personas, cuya cifra representa más de los puestos laborales que se ofrecen entre las dos plantas Nissan Aguascalientes, informó ayer el secretario del Consejo de Administración de este mercado, Francisco Javier Martínez Ortiz.

Sin embargo, en rueda de prensa, Martínez Ortiz señaló que de un padrón de 1,600 afiliados a la Administradora del Centro Comercial Agropecuario, 272 no pagan las cuotas que por ley les corresponden. A la fecha se cuenta con una cartera vencida que equivale al 37% del padrón, que significan once millones de pesos, mismos que se traducen en atraso, estancamiento y parálisis.

Indicó que el departamento jurídico de la ACCA presentará en breve ante los juzgados civiles y mercantiles correspondientes, las demandas a los deudores y así recuperar la cartera vencida, cuyos recursos se destinarán a las mejoras necesarias de este mercado.

En la actualidad, cada propietario de bodega paga por concepto de cuota mensual la cantidad de 1,200 pesos, mientras que los tenedores de las piedras de los tianguis aportan entre 182 y 250 pesos mensuales, dependiendo de su ubicación.

Destacó que con estos recursos, la Administradora se encarga de ofrecer los servicios como la extracción del agua del pozo propio, y a su vez se pagan los derechos de extracción a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), también se paga el alumbrado público de las calles de este mercado, se pagan las cuotas obrero-patronales y los pagos de Infonavit, el bacheo de sus vialidades, los costos de mantenimiento y de operación de este centro.

Asimismo, se cubre el servicio de limpia y tan sólo por enviar la basura al relleno sanitario se pagan 250 mil pesos mensuales al Municipio de Aguascalientes, esto sin contar el consumo por gasolinas, mantenimiento a camiones y demás insumos que el personal necesita para laborar.

Con una antigüedad de 35 años de fundación, este mercado es un punto de referencia que dice todos los días a dónde va la economía regional. Esto se logra a través de la fijación de los precios de los 33 productos de la canasta básica, que empiezan a surgir a partir de las tres de la mañana diariamente, toda la semana, mes y año.

Ejemplificó que la influenza aviar en 2009 llevó a una espiral especulativa, con el precio del huevo, que de unos 20 pesos llegaría hasta los 40 pesos por kilogramo, mientras en el centro comercial se mantuvieron más estables.

Recientemente, dijo, cuando la frontera norte se cerró a la exportación del aguacate, el consumo interno de este alimento lo hizo bajar de precio, aunque actualmente se halla bajo especulación.

Por último, Francisco Javier Martínez Ortiz mencionó que la Administradora del Centro Comercial Agropecuario invita a los consumidores a no comprar en supermercados y venir aquí, al corazón de Aguascalientes y de México, donde se ofrecen alimentos más baratos.