Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO  30-Mar .- La Federación Mexicana de Futbol no bajará los brazos y seguirá insistiendo para erradicar el grito de puto en los estadios.
Decio de María, quien habló esta mañana con la cadena Radio Fórmula, reconoció que no quieren que la FIFA sancione nuevamente al organismo mexicano.
Pese a que ayer se lanzó la campaña “Abrazados por el futbol”, en la que se invita a la gente a no discriminar, al minuto 2 del partido entre México y Canadá se escuchó el primer “mensaje” para el arquero visitante Milan Borjan.
“Seguiremos insistiendo es este sentido en la campaña de que nos tenemos que abrazar.
“Me queda claro que la mayoría de la gente que asiste al estadio de futbol lo hace para pasarla bien, que este puede ser un grito mal llevado de emociones y para apretar al rival”, mencionó De María.
“Pero existe una parte de la sociedad que se siente mal con este grito y el futbol tiene que ser para todos. Tenemos que mandar mensajes claros de que hay un pequeño grupo de la sociedad que se siente discriminado con esta expresión de emoción o de júbilo”.
En enero pasado, la FIFA sancionó a la FMF con 20 mil dólares, luego que aficionados usaron el grito en el duelo ante El Salvador.
“En el último juego en el Azteca fuimos sancionados y nos inconformamos ante la comisión disciplinaria de la FIFA, les dimos argumentos que pudiste dar tú o cualquier persona que entiende el contexto en que esto se da, pero fuimos sancionados”, mencionó De María.
“Ahora si hay una segunda sanción, la multa se puede incrementar y si hay subsecuentes hay una serie de medidas como parar los partidos o jugarlos a puerta cerrada y todo puede terminar con una sanción de puntos a los equipos que no controlen a sus aficionados”.
El directivo confesó que también se realizará en la Primera División una campaña para buscar erradicar el mismo grito.