Graciela Lozano

Como cada año, las familias esperan con gran alegría el inicio de la Semana Mayor, donde además de reflexionar acerca de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, disfrutan unas merecidas vacaciones.
En esta ocasión, El Heraldo de Aguascalientes visitó el Club Deportivo Campestre donde decenas de personas disfrutan los días de asueto, compartiendo agradable convivencia familiar.
El área infantil es la más concurrida, sobre todo ahora que dicho club cuenta con nuevas instalaciones para deleite de los niños y niñas, quienes no dejaron pasar la oportunidad de visitar la piscina y los toboganes.
Asimismo, los socios disfrutan las actividades al aire libre, así como en la alberca techada para su mayor comodidad.
Por varias horas de la tarde, los vacacionistas disfrutaron el cálido ambiente que prevaleció en las instalaciones, ya que un nuevo programa de actividades se sumó a la diversión de la concurrencia, el cual se hizo posible gracias a directivos del club que se preocupan por ofrecer mayores atractivos a los socios y amigos.