Heriberto Alcalá Guerrero

Drogado sujeto fracasó en el intento de asaltar a un taxista. Luego se le ocurrió sentarse sobre las vías férreas y no se dio cuenta de que se acercaba el tren. El impacto fue inevitable pero contra todo pronóstico, el adicto sobrevivió. Aunque sí resultó lesionado y lo trasladaron a recibir atención médica.
El estremecedor hecho ocurrió ayer aproximadamente a las cuatro de la tarde, en inmediaciones de la Unidad Lázaro Cárdenas.
El ahora lesionado, es vecino del sector. Ayer, para variar, se encontraba totalmente embrutecido con sustancias tóxicas. No obstante, por supuesto que sabía lo que estaba haciendo. Tan es así que en determinado momento abordó un taxi pero no para trasladarse a algún sitio, sino con la firme intención de asaltarlo.
Sin embargo, el trabajador del volante opuso resistencia e impidió el robo. La reacción del taxista desconcertó al hampón y ya no insistió. Se alejó rumbo a las vías y optó por sentarse. Se desconoce si en este momento sufrió laguna en su instinto de conservación o dolosamente se mantuvo en el peligro lugar.
Por su parte, el conductor de la máquina accionó en repetidas ocasiones el silbato pero fue en vano. El drogado sujeto ni volteó a ver, sufriendo así el terrible impacto. El tren lo aventó, no pasó sobre su humanidad.
A consecuencia del golpe resultó lesionado y ya no pudo ponerse en pie. Vecinos llamaron al servicio de emergencia y arribó una ambulancia; los paramédicos revisaron y valoraron las lesiones, llegando a la conclusión de que sí ameritaba traslado al hospital.