Existe la certeza de que la administración que encabeza el gobernador José Carlos Lozano de la Torre concluye el 30 de noviembre de 2016, justo los 72 meses de su gestión; sin embargo, la Constitución Política del Estado en su artículo 41, establece que el próximo titular del Poder Ejecutivo tomará posesión el uno de octubre.

El Decreto 217 aprobado por el Congreso y difundido en el Periódico Oficial del Estado el 17 de agosto del presente año, dispone que el mandatario que resulte electo el año próximo, “empezará a ejercer sus funciones el día primero de octubre”, por consiguiente el actual ejercicio se acortaría dos meses.

En las mismas circunstancias están los once presidentes municipales, al determinar el artículo 66 que los Ayuntamientos se renovarán en su totalidad cada tres años “e iniciarán funciones el quince de octubre del año de la elección”, esto es dos meses y medio antes de lo previsto.

En ninguna parte se hace la acotación que el cambio será aplicable a partir de equis elección, simplemente fija la fecha y a la que deben sujetarse los que están en el poder y quienes tomarán posesión.

De la misma manera, las elecciones locales ya no serán en agosto como era tradicional, sino que como parte de las reformas al Código Electoral del Estado tendrán lugar el primer domingo de junio, al igual que ocurrió en 2015 con las federales, que fueron un mes antes.

Estos cambios en la legislación obligarán que todas las dependencias oficiales trabajen a toda marcha para entregar mejores resultados y a la vez empuja a los partidos a que apliquen el acelerador para designar a los candidatos a los distintos cargos que estarán en juego.

Otro de los cambios que registra la Constitución es que, por primera vez, el futuro gobernador “podrá optar por un gobierno de coalición con uno o varios de los partidos políticos representados en el Congreso del Estado”, coalición que se regulará por el convenio y programas respectivo, los cuales deberán ser aprobados por la mayoría de los miembros presentes del Congreso, al mismo tiempo el documento establecerá las causas de la disolución del gobierno de coalición (Art. 26, inciso XIX).

El quinto informe que rinda el ingeniero Lozano de la Torre será este mes, en la fecha que estime conveniente durante la segunda quincena, por lo que en estos momentos está por concluirse la redacción del escrito que entregará al Congreso y que compendian los datos que recibió de cada dependencia.

Será pues un final de año bastante movido, política y administrativamente hablando, toda vez que también enviará al Congreso, a más tardar el 31 de octubre, los proyectos de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal 2016, que debe ajustarse a lo que disponga la Secretaría de Hacienda en materia de transferencias federales y por lo que ha señalado el responsable de las finanzas nacionales, Luis Videgaray, habrá recortes a estados y municipios, lo que obligará a hacer lo propio con los programas que estaban previstos para cerrar el sexenio.

SER IMAGINATIVOS

En los momentos difíciles es cuando se debe sacar toda la capacidad creativa e ir dos o tres pasos delante de aquellos que prefieren rumiar sus frustraciones, lo cual permitirá que cuando se esclarezca el panorama tendrán una perspectiva diferente.

Es justamente lo que planteó el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Gustavo Arballo Luján, al citar que ante la incertidumbre que hay por los vaivenes de la economía internacional para el año próximo, en la que el gobierno federal anuncia recortes al presupuesto, “más que asustarnos, nos obliga a ser más creativos para buscar otras vías de financiamiento”.

Es una propuesta realista y positiva, al reconocer al mismo tiempo que 2016 será difícil, pero en lugar de lanzar diatribas al gobierno por un problema que no está en sus manos resolver, puesto que se deriva de la pérdida del valor del petróleo que por décadas fue el principal soporte financiero de México, prefiere ir por la vía que contribuya a enfrentar la situación y sin dejar de producir.

En la visita que hizo a Aguascalientes con motivo de la reunión nacional de Infraestructura Hidráulica, Arballo Luján recomendó que los gobiernos locales en el país incluyan a los empresarios en los programas que tengan lugar y en el caso del ramo que encabeza “debemos trabajar con la banca de desarrollo e inversionistas” y se implemente esquemas o herramientas que les asegure hacer obras de infraestructura “pues con el recurso fiscal no nos va a alcanzar”.

Insistió que los empresarios no pueden quedarse cruzados de brazos, por ello es necesario buscar sistemas alternos de financiamiento para la construcción de las obras que requiere el país para reactivar la economía y en ello deben estar comprometidos, lo que a final de cuentas será en beneficio global.

Fue muy claro en la exhortación al señalar que “las oportunidades de inversión en México se están dando, esperemos que sigan las oportunidades para las empresas constructoras” y para los empresarios en general, sólo hay que reflexionar dónde pueden participar y en qué condiciones, pero no esperar a que pase el vendaval internacional ya que para entonces otros estarán en mejores condiciones.

QUE NO SE ACONGOJE

Acepta el presidente del comité municipal de Aguascalientes del PAN, Rodolfo Téllez, que hay retraso en la entrega de credenciales a los militantes, lo que ha motivado reclamos, pero, a decir verdad, que no se apene porque al menos en Acción Nacional tienen esperanzas, en cambio el PRI ya se olvidó de este compromiso.

El dirigente lo atribuye a “los cambios recientes que han tenido en la dirigencia nacional, con la licencia de (Gustavo) Madero, llegada de (Ricardo) Anaya, posteriormente el proceso de elección interna, (todo lo cual) ha generado que esto estuviera un poco lento”.

Por lo descrito sostuvo que los comités municipales y estatal no son responsables de la credencialización, toda vez que su única función fue apoyar a los militantes para que hicieran la solicitud y el trámite de captura de datos y fotografía vía internet.

Ante la insistencia de sus representados se les informa que lo único que cabe es esperar que una vez que se eligió y tomó posesión Ricardo Anaya como jefe nacional, se espera que se regularice el envío de documentos, porque a decir de Téllez, la credencial es necesaria en virtud de que “da un signo de pertenencia y orgullo y que quieren presumir que son panistas”.

En cuanto al Partido Revolucionario Institucional, antes de junio pasado hubo una campaña muy intensa en todo el país para ratificar la afiliación de los militantes, con el compromiso de que “en breve” se les enviaría la credencial respectiva, sin embargo, hasta la fecha ni siquiera hay una invitación para tomarles la fotografía, como fue el acuerdo, además, el dirigente que ordenó el programa, César Camacho Quiroz, ya está en la Cámara de Diputados, aunque cabría esperar que por ser una tarea institucional la continúe el sucesor Manlio Fabio Beltrones.

Bajo este marco los dos principales partidos tienen el mismo problema, aunque los panistas están más esperanzados de poder “presumir” su afiliación.