Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobernador saliente de Chihuahua, el priista César Duarte, heredará a Javier Corral una megadeuda de alrededor de 50 mil millones de pesos, una cantidad que, según legisladores blanquiazules, viola la ley.

Los diputados federales Juan Alberto Blanco y Martha Cristina Jiménez sostuvieron que, de acuerdo con la Ley de Disciplina Fiscal y Financiera que la Cámara de Diputados aprobó el año pasado, el Gobierno de Chihuahua tenía un tope máximo de 24 mil millones de pesos.

“El Estado de Chihuahua debía 12 mil 547 millones cuando entró esta Administración del Gobernador César Duarte Jáquez, hoy, a la fecha, con este nuevo golpe a las finanzas del Estado de Chihuahua, va a deber más de 50 mil millones en menos de seis años, es un verdadero golpe a la ciudadanía”, señaló Blanco.

En una conferencia de medios ofrecida en San Lázaro, Blanco dijo que el último golpe dado a los chihuahuenses es la aprobación que se dio en la víspera por parte del Congreso del Estado para la contratación de una nueva deuda por 6 mil millones de pesos.

Jiménez indicó que los diputados panistas están analizando las distintas vías jurídicas que podrían interponer para evitar que se siga dañando los bolsillos de los ciudadanos y que Duarte desfalque hasta el último minuto las finanzas del Estado.

“Dentro de esas alternativas pues vamos a revisar la posibilidad de ejercer una controversia y una acción constitucional en contra de esta nueva aprobación de endeudamiento disfrazado para pagar deudas y para cumplir compromisos con proveedores en el Estado de Chihuahua y la realidad de las cosas es que lo único qué va hacer es seguir cubriendo excesos que el gobernador Duarte del estado de Chihuahua ha estado teniendo”, dijo.

La legisladora sostuvo que Duarte dejará un legado de corrupción, de endeudamiento excesivo e improductivo, el cual compromete las finanzas del próximo Gobierno, que encabezará el panista Javier Corral.