Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 25-Nov.- Empresarios acreedores del Gobierno de Veracruz acusaron que el ahora mandatario con licencia, Javier Duarte, los trató con engaños para dilatar el pago de adeudos por 100 millones de pesos, algunos de los cuales datan de hasta tres años.
“Mañana te pago”, “confía en mí”, “con seguridad te deposito tu dinero, te lo prometo”, fueron parte de las frases más escuchadas por los empresarios veracruzanos por parte de Duarte.
“Nos traía a puro salivazo, siempre nos trató con engaños y nunca pagó por los proveeduría, manutenciones, servicios y la asesoría que se le dio al gobierno del estado”, señaló a Grupo REFORMA Antonio Pino Aguilar, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).
De acuerdo con el empresario, el Gobierno de Veracruz debe dinero a unas 15 empresas de ese sector, integrado por fabricantes, prestadoras de servicios e insumos y cadenas de proveeduría.
El Gobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos, prometió el pago de esa cantidad para este lunes.
“Fue a la Ciudad de México por recursos, platicamos el jueves en Palacio de Gobierno, estuvo presente Ríos, la titular de Sefiplan (Clementina Guerrero) y el Secretario de Gobierno (Genaro Mejía), platicamos y nos prometió que el lunes nos reuníamos a las 19:00 horas otra vez en Palacio de Gobierno”, indicó el líder empresarial.
Añadió que el total de las deudas fue contraído por Duarte y que en algunos se refieren a adeudos de dos a tres años.
“Nos deben a empresas cien por ciento veracruzanas, todas las deudas están registradas ante Sefiplan, son deudas a empresas cien por ciento derechas, registradas ante el SAT, nada de empresas fantasma”, aclaró Pino Aguilar.
Representantes de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) y del Colegio de Arquitectos demandaron en septiembre el pago de 714 millones de pesos por obras, servicios y proveedurías prestados a la Administración de Duarte.
Integrantes de Canacintra protestaron desde el pasado miércoles a las afueras de Sefiplan, en donde incendiaron un auto.