Claudia Guerrero, Claudia Salazar y Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 1-Sep.- Legisladores de oposición criticaron la reunión entre el Presidente Enrique Peña Nieto y Donald Trump, candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos.
Gabriela Cuevas, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, aseguró que el magnate estadounidense usó a México como tapete.
“Servimos de carne de cañón a Trump. El Presidente no sólo se prestó para que México siguiera siendo la piñata electoral de Donald Trump, sino incluso él mismo”, dijo la panista.
Fernando Rodríguez Doval, vocero del blanquiazul, señaló que forma como Peña Nieto recibió a Trump afectó la relación bilateral y confronta al país con la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton.
“Desgraciadamente Enrique Peña Nieto se convirtió en instrumento de la campaña de Donald Trump y ni siquiera se dio cuenta. Se le ha recibido en el peor momento de su campaña. Vino y se burló de él y de los mexicanos”, expuso.
Miguel Barbosa, coordinador del PRD en el Senado, aseguró que los mexicanos fueron humillados por la visita y la falta de firmeza de Peña Nieto para defender a los mexicanos.
“Nos leyó la cartilla y nos dictó su agenda. Quedamos humillados, ofendidos, nuestro Presidente no nos defendió. Debió haberlo puesto en su lugar. Le faltó firmeza, dignidad y estrategia”, indicó.
Alejandra Barrales, presidenta del PRD, consideró que tras el error del Presidente, urge recomponer la relación con EU.