Frida Andrade 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 14-May.- Por carecer de padrones actualizados y tener reglas de operación complicadas para los programas presupuestarios, la Secretaría de Agricultura tiene un desorden en el gasto a subsidios.
Al evaluar el periodo 2010 a 2016, en 5 años Sagarpa gastó menos del presupuesto que le aprobaron los legisladores para los subsidios que otorga, según una revisión de Grupo REFORMA a las Cuentas Públicas.
Tan solo en 2016 para el rubro de transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas le fueron aprobados 72 mil 151 millones de pesos, pero hizo modificaciones a su presupuesto y sólo gastó 64 mil 479 millones de pesos.
Los subsidios son el rubro más importante de Sagarpa, pues se llevan más del 80 por ciento de su presupuesto.
Marcelo López, oficial mayor de la dependencia, explicó que después de los recortes efectuados durante 2016, el presupuesto de la Secretaría fue de 79 mil 590 millones de pesos, diferente a los 84 mil 827 millones de pesos de un inicio, por lo que el monto que se gastó en subsidios fue todo lo que se destinó.
Existe un desorden de los recursos en la dependencia, ya que las actualizaciones de los padrones de beneficiados no han sido suficientes, explicó Héctor Robles, analista de subsidios al campo de Fundar.
De igual forma, destacó que las reglas de operación son complejas, lo que dificulta el acceso a los recursos públicos.
“No han hecho reglas de operación ciudadanas, más sencillas, se han vuelto una gran dificultad”, afirmó.
Y la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en su Informe 2015 a la Cuenta Pública, el último que existe, entre las observaciones que hizo, señaló que en el Programa de Fomento a la Agricultura, detectó apoyos duplicados por 315 mil pesos.