Un hombre que estaba como encargado de la vigilancia en una escuela primaria ubicada en el fraccionamiento VNSA, fue detenido por policías ministeriales al descubrirse que participó en un robo registrado en el mismo plantel educativo donde trabajaba.
Quien ya se encuentra a disposición del agente del Ministerio Público de la Dirección de Atención Especializada, es un individuo de nombre Raudel, de 29 años.
La directora de la escuela primaria ubicada en el fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción Sector “Encino”, acudió a la Agencia del Ministerio Público de la Dirección de Investigación de Delitos, para denunciar un robo que se había registrado en el interior del plantel educativo.
La denunciante narró que durante la madrugada del sábado 15 de octubre, se habían introducido a la escuela primaria y tras someter al vigilante, a quien golpearon y dejaron maniatado, los delincuentes se apoderaron de equipo de cómputo como fueron monitores, un CPU, teclados y cables.
Agentes del Grupo Anti-Robos de la PME se trasladaron a la escuela primaria donde ocurrió el robo y al tratar de ubicar al vigilante para interrogarlo con relación a los hechos, los profesores les informaron que ya se había retirado a su domicilio ubicado en el fraccionamiento Villas del Oeste.
Posteriormente, los agentes ministeriales lograron ubicar a dicha persona, quien tras ser interrogado de manera exhaustiva, comenzó a caer en contradicciones.
Raudel señaló trabajar para la empresa de seguridad privada Rhino y que fue comisionado como vigilante en la escuela primaria que se ubica en el fraccionamiento VNSA.
Comentó que el viernes 14 de octubre ya por la tarde, arribó a trabajar a dicho plantel educativo. Es el caso que durante la madrugada, se introdujeron a la escuela dos sujetos quienes lo golpearon y lo dejaron amarrado, para después robarse un equipo de cómputo.
Sin embargo, cuando los policías ministeriales le pidieron que describiera a los supuestos delincuentes, Raudel comenzó a dudar y finalmente confesó que él se había apoderado del equipo de cómputo, el cual sustrajo de la Dirección de la escuela.
Señaló que el equipo robado lo guardó en una mochila y se lo llevó a su casa, donde lo tenía escondido.
Los policías ministeriales se trasladaron al fraccionamiento Villas del Oeste, donde lograron recuperar el botín.