Staff
 Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 2-Oct.- Lejos de querer combatir el problema, el dirigente del PRI, Enrique Ochoa, solapa a gobernadores acusados de corrupción, acusó ayer Ángel Ávila, presidente del Consejo Nacional del PRD.
A través de un comunicado, el dirigente condenó que el priista, quien ha enarbolado un discurso contra la corrupción, haya ido a Coahuila para dar su apoyo al Gobernador Rubén Moreira, señalado por desvíos de millones de pesos a través de empresas fantasma.
“Enrique Ochoa miente al decir que va a combatir la corrupción en su partido y respalda de manera pública al Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, quien es señalado porque su administración ha otorgado diversos contratos millonarios a supuestas empresas fantasmas, y con ello ha generado un daño patrimonial al erario del estado de Coahuila.
“El PRI no ha cambiado absolutamente nada, sigue siendo el partido más corrupto y sigue solapando a gobernadores acusados de actos de corrupción”, indicó en un comunicado.
En tanto Armando Guadiana, empresario coahuilense vinculado a Morena, consideró una vergüenza el apoyo de Ochoa a Moreira.
“Es una burla para todos los coahuilenses que hemos sido agraviados por la monarquía de los Moreira”, reprochó en un comunicado.