GINEBRA, Suiza .- Simone Biles y las hermanas Williams, Serena y Venus, forman parte de una lista de deportistas a los que se les habría permitido utilizar sustancias prohibidas.
De acuerdo con un reporte del New York Times, Fancy Bear, un grupo de ciberespionaje ruso, ingresó a la base de datos de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) en donde habrían encontrado los nombres de las tres atletas.
Los documentos, que contenían información médica de carácter privado, revelaron que Biles, ganadora de cuatro medallas de oro en gimnasia en Río 2016, recibió un permiso para hacer uso de drogas marcadas como ilegales, aunque no se revelaron los nombres.
Según los reportes, Biles dio positivo en Río por una sustancia incluida en el medicamento para el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) que padece.
“Tener el padecimiento y tomar medicamentos es algo que no me avergüenza y no me asusta que la gente lo sepa”, escribió Biles en Twitter.
En tanto, la Federación Internacional de Tenis también confirmó que había aprobado las excepciones para Venus y Serena.
“En cada uno de los casos, las atletas hicieron las cosas correctas para conseguir el permiso para cubrir una necesidad médica”, expuso Travi Tygart, presidente de la agencia antidopaje de Estados Unidos.
La WADA confirmó la autenticidad de los documentos, pero aseguró que todo se trata de una venganza de Rusia, luego de que más de 100 atletas fueron dados de baja de los Juegos Olímpicos por un escándalo de dopaje del Estado ruso.
“Estos son actos criminales que buscan restablecer le verdad en Rusia”, manifestó el director de la WADA, Olivier Niggli. (Staff/Agencia Reforma)