Claudia Guerrero e Isabella González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 12-Abr .- Pablo Escudero, presidente de la Comisión Anticorrupción del Senado, acusó a los ciudadanos que impulsan la llamada Ley 3de3 de pedir a los legisladores que violen la Constitución.
En la discusión de la propuesta que contempla intervenciones de llamadas telefónicas para “cazar” a funcionarios que integran redes de corrupción, el senador del PVEM señaló que los representantes de organizaciones civiles pretenden pasar por encima de las garantías individuales.
“Tengo que manifestar mi preocupación, porque como senadores juramos hacer guardar y respetar la Constitución, y lo digo con mucho respeto: ustedes vienen a pedirnos que violemos la Constitución con intervenciones telefónicas. La verdad es que eso era lo que quería saber. Yo pensé que era un error, pero ahora entiendo que han venido, encabezados por ustedes, 600 mil ciudadanos a violar la Constitución”, acusó.
Escudero recordó que el artículo 16 de la Constitución establece que las escuchas telefónicas sólo podrán realizarse previa autorización judicial, con excepción de las materias electoral, fiscal y administrativa.
Roldán Xopa, académico del CIDE, respondió que esa prohibición constitucional impide que las investigaciones contra la corrupción sean exitosas, pues las llamadas telefónicas son un elemento clave para detectar las redes de corrupción en el servicio público.
“Son redes muy sofisticadas y necesitamos autoridades con facultades suficientes. Las llamadas pueden ser un elemento de prueba relevante, una llamada puede ser la única forma para acreditar una práctica de corrupción y esa regla constitucional impide que las instituciones sean más eficaces”, señaló.
El senador Armando Ríos Piter, del PRD, acusó a Escudero de plantear una posición maniquea.
“Es su opinión personal, porque si no queda así medio maniqueo o pareciera que vinieron a engañar a 600 mil ciudadanos. Pediría que evitáramos ese tipo de consideraciones”, demandó.
El perredista respaldó la propuesta de que el nuevo andamiaje legal permita combatir las redes de corrupción.
“No podemos pensar que un acto de corrupción de 10 mil millones de pesos es un acto de un individuo, hay una red. La iniciativa del PRI sí plantea que es un fenómeno individual”, dijo.
Tras las críticas, Escudero retiró su acusación.
“Retiro lo dicho respecto a los ciudadanos, fue una preocupación”, agregó.