Denuncian aliados que el Ayuntamiento capitalino utiliza programas de apoyo social para la coacción del voto. Norma Esparza Herrera, presidenta estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), destapó una red de corrupción que opera el Gobierno Municipal a través de la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesom), desviando recursos públicos para la compra de votos a cambio de despensas para favorecer a los candidatos del Partido Acción Nacional (PAN).
Adelantó que por estos ilícitos se presentará ante la Fepade una querella bien documentada, toda vez que han realizado una investigación exhaustiva sobre la entrega indiscriminada de despensas por parte de la Presidencia Municipal de Aguascalientes, “la cual está desviando recursos públicos para la compra de votos con la intención de favorecer a Martín Orozco y Teresa Jiménez”.
Norma Esparza explicó que a través de la red municipal llamada “Grupos de Acción y Participación Social” que dependen de la Sedesom, se está conformando un esquema de compra de votos a cambio de despensas al cual han llamado “1×3”; añadió que por medio de una denuncia ciudadana se logró detectar al señor Juan Manuel Limón Aguirre, empleado municipal y militante panista, quien de manera descarada guarda las despensas y las entrega a quienes le comprometen su voto.
En conferencia de prensa acompañada por los dirigentes de los partidos que conforman la alianza “Aguascalientes Grande y para Todos”, exhibió un video en el cual se podía observar al empleado municipal de nombre Limón Aguirre, divulgando “por órdenes de su director”, la forma en que líderes de colonia deben recabar el nombre de tres personas que vayan a votar por el PAN, “si usted recibe una despensa le van a dar este papelito, (en el cual debe anotar) tres nombres con todo y teléfono, es una estructura, voto duro”.
Por su parte Alberto Solís Farías, secretario general del PRI, aseguró que existen violaciones a la Ley de Servidores Públicos, la Ley Electoral y a la propia Constitución, lo cual podría traer como consecuencia “el hecho de que pierdan el registro los candidatos tanto del área municipal como de Gobierno del Estado que están vinculándose directamente con esta compra discriminada de votos”.