Con ansia esperan los pequeños esta fecha, año con año el cuarto domingo de febrero está destinado a este encuentro con el Señor, motivo por el cual se preparan durante todo el año para esta emotiva reunión; más de 5 mil pequeños acompañados de catequistas se dieron cita ayer en el Palenque de la Feria donde renovaron su fe.

El XVII Encuentro de los Niños con el Señor Obispo este año llevó por lema “Los niños y las niñas con amor misericordioso cada día”, en el marco del Año de la Misericordia. El prelado, José María de la Torre Martín, les explicó la importancia de este tiempo de Cuaresma, y cómo pueden ser virtuosos y ganar indulgencias con las cuales, incluso, pueden ayudar a sus familiares difuntos a ir más pronto al cielo.

Atentos a la homilía, los pequeños escucharon al Obispo, quien destacó los cinco signos de la misericordia, que va enfocada a que se preocupen por el próximo y hagan obras de caridad.

Realizaron una peregrinación desde su lugar de origen y se reunieron en la Catedral, en donde pasaron por la puerta Santa, que es uno de los requisitos para ganar la indulgencia; de ahí llevaron a cabo una marcha hacia el recinto donde se realizaría el encuentro.

“La peregrinación es el camino a una iglesia; muchos hermanos lo hacen para ganar una indulgencia al cielo, es una gracia especial que el Papa concede de los mártires y santos; es una pena que en Aguascalientes haya gente triste y sola que se quita la vida, pidamos por ellos. Este año de la Misericordia invita a hacer oración, a hacer el bien a los demás, a seguir el ejemplo de la Virgen María que como madre de misericordia está atenta a abrir su corazón a los que sufren”, enfatizó el obispo a los niños.

El encuentro se caracterizó por los cantos, alabanzas, risas y alegría de los pequeños que con gusto participaron; el objetivo es que celebren su fe en comunidad, y tengan ese acercamiento con el señor obispo, que les brinda un mensaje para compartir con fe, con los demás niños de la Diócesis.

Asistieron pequeños de toda la Diócesis de Aguascalientes, que comprende también parte de Zacatecas y de Jalisco; desde diferentes lugares acuden al encuentro; las catequistas a lo largo del año hacen un trabajo de evangelización con ellos, por lo cual asisten en esta fecha con tanto ánimo.