Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 11-May.- Si un elemento disparó en contra de un civil sometido fue por iniciativa propia y no por una instrucción superior, coincidieron en afirmar mandos de la Sedena.
Detallaron que los pelotones de la 25 Zona Militar de El Palmarito enviados al lugar donde ocurrieron los enfrentamientos permanecieron por lo menos dos horas “bajo estrés” por los ataques de huachicoleros y que “por momentos” perdieron el control.
“Los disparos procedían de todas direcciones. Estaban bajo un fuego constante.
“Si un elemento, un soldado disparó contra un civil herido y sometido, (luego del enfrentamientos entre militares y huachicoleros), fue de motu propio y no derivado de una orden superior”, dijo un mando de Infantería de la Primera Región Militar.
“De la operación que se llevó a cabo esa noche se presentaron detenidos. No se ordenó otra cosa que llevarlos ante las autoridades correspondientes”, dijo otro mando operativo.
“Si sucedió este asunto (la ejecución) pues un elemento desobedeció las órdenes para las cuales se encontraban en ese lugar”, abundó.
El Presidente Enrique Peña aseguró ayer que ya se investiga el asunto para deslindar responsabilidades.
“No tengo nada qué declarar, habrá que hacerse la investigación correspondiente. Y eso es lo que ya ha señalado abiertamente la PGR y la propia Defensa Nacional”, dijo.