Heriberto Alcalá Guerrero

A temprana hora de ayer, un ingeniero fue asesinado al salir de su vivienda. Iba rumbo al trabajo, pero ni oportunidad le dieron de abordar su vehículo, fue evidente que lo estaban esperando.
Un sujeto armado con pistola lo tomó por sorpresa y abrió fuego. Disparó al menos en seis ocasiones y uno de los proyectiles hizo blanco en la cabeza de la víctima; había cumplido la encomienda de matarlo.
Inicialmente y dadas las circunstancias, se abrigó la posibilidad de un homicidio cometido por el crimen organizado. Sin embargo, conforme avanzaron primeras investigaciones esta hipótesis fue descartada y entonces se abrieron otras líneas para indagatoria, una de éstas apunta a problemas de tipo familiar.
El hoy occiso tenía 36 años de edad y su última morada en la colonia Gremial. Alrededor de las seis de la mañana, el infortunado ingeniero salió de la casa con la intención de abordar el auto y trasladarse a su centro de trabajo.
La calle estaba sola, excepto por el presunto homicida que estuvo acechando y esperando el momento. Tenía la ventaja de la premeditación y la sorpresa. Ajeno totalmente a lo que le esperaba, el profesionista caminó hacia su vehículo y de súbito fue interceptado por el asesino.
Luego se escucharon varios disparos y el hoy occiso, cayó al piso. Su cuerpo quedó tirado en el arroyo de la calle. Familiares y vecinos que escucharon las detonaciones, salieron a ver qué estaba sucediendo y se encontraron con la impresionante y desgarradora escena. En cuanto al presunto homicida, ya había emprendido la fuga. Llamaron a los paramédicos pero fue en vano; el profesionista ya no presentaba signos vitales.
Lo dicho, ese modus operandi es recurrente en los asesinatos cometidos por la delincuencia organizada y por ese motivo, inicialmente sospecharon que fue una ejecución o ajuste de cuentas, pronto se eliminó esta posibilidad. El ingeniero era una persona dedicada al trabajo y no tenía problemas con personas dedicadas a actividades ilícitas.
Luego, familiares entrevistados comentaron que el hoy occiso estaba enfrentando conflictos con su ex esposa por la custodia de su hija. Esa es otra línea de investigación en la que ya trabaja la Fiscalía del Estado pero hasta el momento, de manera oficial no se ha confirmado que sea causa del trágico hecho.