No dejarán que establecimientos del andador J. Pani se salgan de control nuevamente; el secretario del Ayuntamiento, Manuel Cortina Reynoso, resaltó que han sido minuciosos en la extensión de horario y de metros cuadrados fuera de su local que se les autoriza, a fin de evitar que la céntrica arteria se convierta en un caos.
“Algunos de ellos están en proceso de cumplir con las normas, otros dijeron que no les interesa, no han ingresado sus papeles. Hemos podido flexibilizar los aspectos que se pueden, y nos hemos mantenido estrictos en el cumplimiento de la normatividad, pues así lo tenemos que hacer”, indicó.
El integrante del gabinete municipal señaló que en el caso específico de este andador, se ha mantenido la directriz que se les comunicó por escrito a los dueños de los establecimientos, respecto a que tienen que hacerse responsables de las áreas de vía pública que se les tienen permitidas para terraza, y de cualquier situación que pueda ocurrir en esa zona, que temporalmente es facilitada al establecimiento.
“En toda la ciudad hay establecimientos en donde con ciertos requisitos y con un trámite se les permite ocupar la vía pública para ofrecer el servicio de café o de bebidas; necesitamos para esos casos, garantizar la seguridad de los comensales, que los menores de edad no van a tener acceso a las bebidas alcohólicas, y esto incluye un espacio delimitado con un barandal que sea removible, además de seguridad privada para vigilar esas zonas”, detalló.
Recalcó que es importante que los propietarios de establecimientos entiendan que no son aislados en una sociedad, sino que forman parte de las actividades de una comunidad, y que esas actividades tienen ciertos límites de respeto a los demás, que tienen que ver con horarios, respeto a menores de edad, niveles de sonido, etc.
“Ha habido muchos incidentes a lo largo del año y es donde no somos flexibles, si sorprendemos a un menor de edad en un establecimiento la multa de los 35 mil pesos es inflexible, lo que sí podemos entender, en el mismo operativo, es cuando tienen un evento especial, cuando un grupo necesita tocar en vivo; ahí hemos podido dialogar con ellos y eso nos lleva a que se cumpla mejor con el reglamento”, aseguró.
Cortina Reynoso dijo que se ha logrado una disminución en el número de incidentes ocurridos en estos sitios, los cuales registraban un promedio semanal de entre cinco y siete establecimientos, si bien esto varía dependiendo también de las épocas del año.