CDMX.- Sergio Pérez se puso a tiro de piedra para tomar el séptimo sitio en el Campeonato de Pilotos.
El piloto mexicano finalizó ayer séptimo en el Gran Premio de Japón de Fórmula Uno. Tuvo un sorpresivo ataque en la arrancada y en las primeras vueltas rodó en tercero.
Con el resultado y el décimo sitio de Valtteri Bottas, el piloto de Force India llegó a 80 puntos, colocándose a sólo uno del finlandés de Williams, cuando restan sólo cuatro pruebas para concluir la temporada.
El séptimo sitio es la máxima posición a la que puede aspirar, ya que sólo se encuentran por debajo de los Mercedes, los Red Bull y los Ferrari. Para el mexicano es ya la temporada más productiva de su carrera en el Mundial.
Los dos pilotos de Force India terminaron en zona de puntos, adelante de los dos Williams, para ampliar la ventaja en 10 puntos: 134 por 124, afianzándose en la cuarta plaza de constructores.
“Me divertí hoy y siento que tomamos todas las decisiones correctas durante la carrera. La largada fue muy divertida, tuve una llegada limpia a la curva uno, colocándome en tercer lugar”, afirmó Pérez.
“Hice todo lo posible para aferrarme a la posición, pero sabía que sería difícil mantener los coches más rápidos detrás de mí, así que tuve que ser inteligente y elegir a mis adversarios”.

ESTEBAN LA PASA MAL
Esteban Gutiérrez arrancó décimo y la pasó mal hasta terminar en el puesto 20.
El regio tuvo un buen arranque de carrera, pero todo se vino abajo tras su primera parada en pits. Después dio un trompo y complicó más las cosas, llegando a 40 carreras al hilo sin sumar puntos.
“Es frustrante que ahora teníamos una buena oportunidad no metimos en tráfico, y al final, a pesar de empujar con todo lo que tenía y con el alerón roto, fue muy complicado todo, no era la carrera que queríamos”, explicó Gutiérrez.